viernes, 30 de noviembre de 2018

Qué significa el contraste en las joyas



El contraste o sello de contraste permite determinar el nombre del fabricante, garantizar las proporciones de cada metal precioso y probar el pago de los derechos correspondientes, ante el órgano encargado de la garantía.

Estas marcas se graban en los objetos realizados con metales preciosos, oro plata y platino, como garantía de su pureza y como aval de haber sido contrastado por un taller o laboratorio oficialmente acreditado.

Los contrastes son cincelados con un punzón en lugares poco visibles del objeto y en el caso de que éste tenga piezas desmontables o independientes, deben estar presentes en cada parte del metal noble.

Todos los objetos de metales preciosos que se comercializan tienen que llevar marcados dos contrastes:
  • ·       El contraste de origen que identifica al fabricante o importador.
  • ·       El contraste de garantía, que lo marcan los Laboratorios de Contrastación y que indica la clase de metal y la calidad de éste.


En casi todos los países del mundo, las leyes exigen que las piezas realizadas en metales preciosos estén marcadas, así como que se especifiquen los quilates y la pureza del metal.

Las primeras marcas de las que se tiene registro aparecieron en joyas bizantinas del S.IV, en Francia, aparece la primera normativa europea, “El estatuto de Orfebres”, en 1260.

En España hay preceptos reglamentarios y disposiciones para el comercio de metales preciosos desde el siglo XV.

El contraste de garantía tiene diferente forma para cada metal precioso: óvalo para el oro, rectángulo para la plata y rombo para el platino.


Los lugares más habituales para encontrar los sellos de contraste dependen de la pieza. En las cadenas y pulseras suele haber una pequeña anilla o asa plana, justo al lado del cierre. Si los eslabones son gruesos, se suelen colocar en el primero a continuación del cierre. También en los cierres de resortes o mosquetones.

En los anillos suele ir en la parte interior.

En los pendientes, depende del tipo, si son de cierre de pala suele marcarse en ésta, en los pendientes de presión suele ir marcado en el vástago y también en la pieza de presión.

Algunas muestras de los sellos con los que las diferentes marcas se identifican en sus piezas:

Anillo irregular de Dodo, curvas en oro rosa, en su interior está grabado el contraste de la marca.


En las piezas de Dodo de la colección Zodiaco, se puede ver el dibujo con el inconfundible logo de la marca.


En esta pulsera de la colección Iconica de Pomellato, atrevida y ligera, un homenaje al legado orfebre de la marca, el contraste que identifica a la marca, aparece en el eslabón de enganche.


En los anillos de la colección B. Zero, el logo de la marca es uno de sus sellos de distinción, como en este B. Zero Desing Legend, una reinterpretación realizada por la famosa arquitecta Zaha Hadid.


Desde Ambrosio Pérez Joyeros queremos recodar que los contrastes constituyen un sello de garantía para el consumidor, así como un símbolo de calidad para el comercio de joyas entre países.


No hay comentarios:

Publicar un comentario