viernes, 31 de agosto de 2018

Circunstancias que influyen en el funcionamiento del reloj




El reloj es una maquinaria de precisión, pero hay circunstancias más allá de la caída o el agua, que pueden afectar a su funcionamiento.

En un post reciente os comentamos cómo cuidar vuestro reloj, hoy hablamos sobre algunas causas que pueden influir sobre el buen funcionamiento de tu reloj:

La falta de uso. Aunque tengas un reloj que no uses habitualmente, por ser un reloj joya o de una edición especial, tienes que tener en cuenta que no por usarlo menos, durará más. Es conveniente utilizarlo de vez en cuando y no tenerlo parado mucho tiempo ya que la falta de movimiento puede afectar a su mecanismo.

Los campos magnéticos. Seguro que en alguna ocasión has comprobado como tu tarjeta de crédito se ha inutilizado por el contacto con algún imán o por la cercanía del móvil. Los relojes también pueden estropearse con esos campos magnéticos, perdiendo precisión o incluso pararse totalmente. Si te ha pasado alguna vez, tranquilo, tiene solución llevándolo al relojero, pero es mejor que los mantengas apartados de este tipo de magnetismos.

Los movimientos bruscos. Cada reloj tiene su momento y si vas a practicar deporte, debes usar un reloj adecuado para este tipo de movimiento.

La posición. La gravedad afecta al movimiento del reloj, muchas veces la causa de que un reloj se atrase o adelante tiene que ver con la posición en la que lo mantenemos. Si tienes varios relojes es importante ponértelos de vez en cuando y que, a la hora de guardarlos, varíes su posición para que el mecanismo interior no se vea afectado.

Desde Ambrosio Pérez Joyeros queremos recordarte que las delicadas piezas que componen un reloj están muy influenciadas por los factores medioambientales como la temperatura, la gravedad y los golpes. Todo ello, al igual que las condiciones de uso, puede afectar a su mecanismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario