viernes, 6 de octubre de 2017

Relojes y aviación, grandes compañeros


Elegancia y aventura. Arte y precisión. Historia y estilo. La relojería apuesta, una vez más, por los confines del cielo. Y es que, desde sus comienzos, la aviación ha compartido una estrecha relación con el universo de la relojería.

La aeronáutica apareció para el hombre el 17 de diciembre del año 1903, cuando en Carolina del Norte, los hermanos Wright hacían realidad uno de sus sueños, volar. Los relojes estuvieron presentes en el momento del primer vuelo. Se trata de un instrumento necesario para llevar a cabo cálculos y mediciones en materia aérea.

Durante el siglo XX fueron muchas las firmas que crearon relojes específicos para pilotos de aviones, especialmente durante las dos guerras mundiales: relojes fiables, de lectura inmediata, resistentes al magnetismo y a las altas temperaturas.

IWC lanzó el primer reloj especial para pilotos en 1936, un resiste modelo antimagnético con bisel giratorio con un índice de intervalos cortos de tiempo. Construido en 1948 para la Royal Air Force, el Mark 11 fue el más famoso de los Pilot de IWC, usado por la RAF durante más de treinta años. La actual colección de relojes Pilot de IWC mantiene muchos de los elementos esenciales de los míticos B-Uhren utilizados por los pilotos de la Luftwaffe.
IWC posee una amplia variedad de relojes de aviación, entre los que podemos destacar el Aviador Heritage. Con una caja de titanio de 55 mm de diámetro es una increíble obra maestra para los coleccionistas y amantes de los relojes de aviador. Conserva la esencia de los años 40 con el tono beige de las cifras y las agujas en forma de hélice. La correa es de piel de ternero marrón.


La historia de Hamilton con la aviación se remonta a 1918, en el que el reloj aeronáutico Hamilton se asoció con el primer envío aéreo postal estadounidense entre Washington y Nueva York, época en la que los pilotos dependían de la precisión de sus relojes e instrumentos de navegación. Esta actividad se fue consolidando y en la década de 1930, ya era el reloj oficial de las principales líneas aéreas.

La colección Khaki Aviation se ajusta a dos líneas: la de aviador clásico o con funciones específicas para las necesidades de los pilotos.

Hamilton ha sido nombrada Cronometrador Oficial del Campeonato Internacional Red Bull Air Race, esta competición es un espectáculo visual que combina velocidad, precisión y habilidad. Participan los 14 mejores pilotos de carreras del mundo entre los que destaca Nicolás Ivanoff, embajador de la marca desde 2005. Aprovechando esta ocasión ha lanzado una edición especial con dos modelos diferentes, dedicada al arte de volar. El modelo Air Race 42MM presenta los colores negro y naranja, en representación al avión de Nicolás Ivanoff para el equipo de Hamilton. Ofrece una resistencia al agua de 5 bar. Está disponible con correa de piel o de acero. También ha apostado por una edición de acero en colores azules y grises, haciendo referencia a los tonos de la Red Bull Air Race.




Entre los modelos de la Khaki Aviation, el X-Wind Auto Chrono se merece una mención especial por todas sus prestaciones, es una verdadera obra de arte.  Su cristal de zafiro oculta la primera calculadora de ángulo de deriva del mundo integrada en un reloj, que calcula con precisión los vientos cruzados durante el viaje. Un perfecto copiloto.



Estas son sólo algunas marcas que han hecho historia por su vinculación con la aviación. Acércate a Ambrosio Pérez Joyeros y descubre todos nuestros modelos de relojes disponibles, relacionados con la aviación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario