jueves, 10 de agosto de 2017

Las perlas y sus propiedades


Todo el mundo conoce la utilización de las perlas en joyería, pero no todos conocen su origen, cómo se forman y cómo afectan al estado de ánimo.

Existen dos tipos de perlas. Las cultivadas son aquellas en las que el hombre interviene en su proceso de creación y las naturales, en las que la naturaleza es la que realiza todo el proceso.

Las perlas naturales se forman cuando un objeto que flota en el agua se mete dentro de la concha como mecanismo de defensa, y el molusco cubre esta partícula con una película de nácar. El nácar se encuentra en las paredes del molusco, va creando capas encima de esa partícula hasta que acaba formándose la perla después de varios años (aproximadamente 10). 

Para la creación de perlas cultivadas se tiene que sacar el molusco, abrirlo e introducir un elemento que provoque la reacción natural de cubrirlo con nácar.

En la actualidad se cree que estas joyas aportan seguridad y valentía a quien las lleva y además atraen la felicidad.


Entre los beneficios que se les atribuye a las perlas están:
  •          Ayudan a tratar los desequilibrios hormonales.
  •          Disminuyen algunas molestias, como dolor en las articulaciones, irritación de los ojos…
  •          Protegen de pensamientos negativos a las mujeres embarazadas, dándoles energía.



En la antigüedad, diferentes culturas utilizaban esta joya como amuleto o antídoto contra algunas dolencias o enfermedades.

En China usaban las perlas naturales para la curación de enfermedades en los ojos. En India utilizaban el polvo de perla como afrodisiaco y lo consideraban también un remedio contra la locura, la ictericia y el envenenamiento.


En Grecia se empleaban para mejorar el funcionamiento del corazón. Machacaban la perla, la mezclaban con agua y se lo bebían.

En Europa, servían como tratamiento contra la melancolía, la demencia y la epilepsia.

Actualmente, todavía se cree en la energía que transmiten las perlas, se consideran símbolo de amabilidad, lealtad y justicia.

¡Compruébalo en Ambrosio Pérez Joyeros! Ven a visitarnos ¡tienes muchas joyas donde elegir!


No hay comentarios:

Publicar un comentario