viernes, 28 de julio de 2017

Origen de los pendientes


¿Cuándo y por qué nace una costumbre? La verdad es que no es fácil saber a ciencia cierta el inicio de algo. Hoy os presentamos las diferentes teorías sobre el origen de los pendientes.


Ya en las tumbas sumerias de Ur (actual Iraq) se han encontrado modelos de pendientes, hacia el año 2.500 a.C. Se dice que nació como una necesidad de protección y supervivencia. Estos pueblos necesitaban algo superior y divino a lo que agarrarse para protegerse de cualquier mal. Los pendientes se convirtieron en ese símbolo de protección divina. Llevarlos significaba alejar enfermedades y cualquier tipo de mal. Para el diseño de estos pendientes se empleaban temas muy variados, como piedras, plantas, dioses o animales y eran usados por ambos sexos. 



Por otro lado, hay teorías que señalan el origen de los pendientes en el Antiguo Egipto. Se cree que su objetivo era mostrar la religión o la identidad política del usuario. Con este accesorio, las primeras dinastías decidieron manifestar su estatus social. El material empleado era plata y oro. En estos metales se fijaban piedras preciosas como el jaspe o la amatista. Estos adornos de oro representaban la riqueza de quien los poseía.



También se atribuye el inicio al apogeo de las grandes aventuras por el mar. Los navegantes descubrieron casi todos los lugares del mundo con sus embarcaciones gracias al comercio entre países. Sin embargo, muchos de estos viajes conllevaban dificultades, como el Cabo de Hornos o el Cabo de Buena Esperanza. Tormentas y una espesa bruma convertían aquellos lugares en un infierno. Por ello, conseguir cruzarlo con vida se convertía en un signo de suerte y maestría. Para que quedara constancia de esta hazaña, marineros, comerciantes, piratas y corsarios se colgaban en una de sus orejas un aro. Se extendió con rapidez como símbolo de valentía. 


No fue hasta la Edad Media cuando los pendientes pasaron a ser de uso exclusivo para las mujeres. Eran llamativos y lujosos, y con ellos demostraban la clase a la que pertenecían, e incluso, el interés de la mujer.

A lo largo de la historia, los pendientes han ido cobrando un significado distinto. Y en el siglo XX se convirtieron en un complemento imprescindible, reinventando la estética y marcando tendencia con infinidad de colores, materiales, formas, tamaños y motivos.



Acércate a Ambrosio Pérez Joyeros y déjate sorprender por nuestro universo de exclusivas colecciones. 

viernes, 21 de julio de 2017

Reloj Panthère de Cartier


Historia y estilo. Vuelven los años 80. Vuelve la fuerza de la personalidad femenina. Vuelve el reloj Panthère de Cartier.

Cartier apuesta, una vez más, por el icono del glamour y demanda una modernidad firme. El reloj Panthère se reinventa conservando esa esencia que lo convirtió en un símbolo atemporal de la firma.

No se trata sólo de un reloj, sino de una joya singular, original y felina. Se lanzó por primera vez en el año 1983, y hoy vuelve con más fuerza que nunca.

Este modelo reúne todos los códigos de Cartier. El brazalete está formado por eslabones de oro flexibles, lo que permite a esta joya envolver la muñeca de una manera cómoda y elegante. La esfera está rodeada por tornillos que representan el sello del estilo de esta pieza. Los ángulos son tan suaves que proporcionan al cuadrado un acabado más redondeado e incorpora los números romanos, reflejo de esa continua renovación.

Esta colección icono de la marca, vuelve con más fuerza que nunca en distintos tamaños y modelos.

Reloj Panthère, acero.
El brazalete y la caja son de acero. La corona está decorada con una espinela sintética azul y la esfera es plateada. Incluye agujas de acero azulado en forma de espada, lo que le proporciona esa fuerza y elegancia femenina de la marca.


Reloj Panthère, oro amarillo.
Un zafiro azul decora la corona, y la esfera es plateada. Las agujas de acero azulado en forma de espada le dan el toque singular de la joya. El brazalete y la caja son de oro amarillo de 18 quilates.


Reloj Panthère, oro rosa.
Presenta el brazalete y la caja de oro rosa de 18 quilates, las agujas de acero azulado en forma de espada y la corona está adornada con un zafiro azul.


Reloj Panthère, oro rosa y diamantes.
Su brazalete es de oro rosa de 18 quilates, su caja también y está engarzada con diamantes talla brillante. Las agujas en forma de espada son de acero azulado y la corona está compuesta por un diamante.


Reloj Panthère, oro blanco rodiado y diamantes.
Incorpora una caja de oro blanco rodiado de 18 quilates, engastada con diamantes talla brillante. El brazalete también es de oro blanco rodiado, la corona lleva un diamante y las agujas son de acero azulado en forma de espada.


Reloj Panthère de oro rosa y lacado en negro.
Este modelo es una edición limitada, tanto la caja como el brazalete son de oro rosa combinado con laca negra. Este diseño tan especial también cuenta con un zafiro azul rematando su corona.



Ven a por tu reloj Panthère de Cartier a Ambrosio Pérez Joyeros. El regalo perfecto, que se revaloriza con el tiempo.

jueves, 13 de julio de 2017

Hublot Big Bang Ferrari


Hublot nos sorprende con la creación de tres nuevos relojes Big Bang Ferrari de edición limitada. Función, forma y estilo se potencian en estos relojes de perfectas proporciones.

La relación de Hublot y Ferrari está presente desde que firmaron un acuerdo en el año 2011. Desde entonces la marca relojera suiza, en colaboración con la marca de coches Ferrari, ha creado una larga lista de relojes, a los que se suman estos tres últimos.

Hublot ha transformado por completo los contornos de su icónico Big Bang para incorporar muchos elementos clave de Ferrari.

Para todos sus relojes, Hublot se inspira en los diseños más novedosos de Ferrari. Juntos intentan plasmar en ellos lo mejor de ambos mundos.

En estos relojes se puede observar una línea roja que recorre el perfil de la caja del reloj, imitando la ranura de la parte trasera de los conocidos Ferrari. Dentro de la esfera encontramos en la ventana de fecha a las 3 horas, algo parecido a un tacómetro. El logo del Cavallino Rampante aparece encima del número 6 y a las 9 en punto, el contador de segundos en forma de un extractor de aire. Los pulsadores simulan los pedales de un coche.

El diseño de la esfera es un continuo reflejo de estos coches italianos, emulando así las llantas, motores y engranajes en cada milímetro.

Aunque la mayoría de las piezas se ensamblan a mano, Hublot también emplea métodos automáticos y semiautomáticos tecnológicamente avanzados para ciertas tareas.

Los relojes Big Bang Ferrari se pueden encontrar en diferentes materiales, Titanio, King Gold y Negro carbón.   

El reloj de Titanio tiene una caja de 45 mm, lengüeta de bisel de resina negra y roja, correa negro alcántara con costuras rojas y cierre de titanio satinado. Tiene aproximadamente 72 horas de reserva de marcha y resiste a 10 ATM, unos 100 metros.


El reloj King Gold tiene una caja de 45 mm, lengüeta de bisel de resina negra y roja, correa negro alcántara con costuras rojas y cierre negro PVD de titanio y oro. Tiene aproximadamente 72 horas de reserva de marcha y resiste a 10 ATM, unos 100 metros.


El reloj Negro Carbón con caja de 45 mm, tiene lengüeta de bisel de resina negra y roja, correa negro alcántara con costuras rojas y cierre negro PVD de titanio y carbón mate. Tiene aproximadamente 72 horas de reserva de marcha y resiste a 10 ATM, unos 100 metros.


Para acompañar estas perfectas esferas, la marca suiza Hublot, ha creado dos tipos de pulseras. Una de ellas imitando la tapicería de los Ferrari, de tejido alcántara negro sobre caucho negro, con costuras tanto laterales como centrales en el emblemático color rojo de Ferrari. Y la otra en piel Schedoni negra, emulando los asientos de estos coches.


En Ambrosio Pérez Joyeros encontrarás las exclusivas colecciones de Hublot. ¡Ven a descubrirlas, te fascinarán! 

jueves, 6 de julio de 2017

“Colección Argento de Pomellato”


La marca de joyería Pomellato ha creado una nueva colección llamada Argento, en la que la plata toma el control y crea una armonía de piezas que mezclan la tradición con grandes toques de modernidad.
Esta colección cuenta con anillos, cadenas, pulseras y colgantes.
La plata es uno de los metales más conocidos, desde la antigüedad ha sido considerada un metal precioso. Era utilizada para la creación de armas, así como para la acuñación de monedas.
En la época Romana, se elaboraban joyas para el cabello, que eran un referente de la posición social, cuanto más llamativa fuese la joya, mayor nivel social tenía la persona que la llevaba.
Además de la joyería, tiene múltiples usos, como por ejemplo en farmacia y medicina, gracias a sus propiedades y características.
Hay distintos tipos de plata dependiendo de su aleación:
-          Plata 1.000: Es aquella que se encuentra en estado puro, posee poca dureza, por lo que no se utiliza apenas en joyería.
-          Plata 950: Es una mezcla de 95% plata con un 5% de cobre. Es la más utilizada en joyería.
-          Plata 925: Mezcla 92,5% de plata con 7,5% de cobre.
-          Plata 900: Considerada de menor calidad por su alto contenido en cobre.

Como curiosidad, la plata es el metal que mejor conduce la electricidad y tiene tanta reflectividad que se podrían hacer espejos con ella.
A continuación os presentamos algunas de las joyas de la nueva colección Argento de Pomellato.
                                                                                        





¡Ven a Ambrosio Pérez Joyeros y descubre la colección Argento!