viernes, 9 de junio de 2017

Las joyas de los Romanov


Los Romanov fueron los regentes de toda Rusia desde el siglo XVII y permanecieron más de tres siglos en el poder.

La dinastía de los Romanov era conocida por su devoción a las joyas y al arte de la orfebrería. Las zarinas solían disponer de joyas que eran verdaderas obras de arte.


La historia de esta poderosa familia, con trágico final, está llena de misterios. Muchas de sus joyas se perdieron, otras desaparecieron y se encuentran en museos o en colecciones privadas.


Algunas de estas reliquias se encontraron en Suecia, ya que parte del patrimonio salió de Rusia antes de la guerra. Entre estas piezas podemos disfrutar de impresionantes obras de joyería como una corona de plata con casi 500 diamantes incrustados que rebosa elegancia.


Otra pieza a destacar sería un magnífico collar con más de 2.200 piedras preciosas engastadas, toda una declaración de intenciones del lujo.


Entre colgantes de diamantes, diademas de esmeraldas, broches de oro, plata, diamantes, perlas y demás piedras preciosas, queríamos destacar una majestuosa diadema con diseño barroco realizada por la joyería sueca Bolin, y que era una de las favoritas de la zarina. Está confeccionada en platino, diamantes, oro blanco y cuelgan de ella más de 20 perlas (foto portada).


Cabe mencionar que la familia Romanov tuvo a Peter Carl Fabergé durante muchos años como su joyero real, con multitud de trabajadores a su cargo y los mejores recursos para crear las más bellas joyas.


Debido a la popular tradición de regalar un huevo adornado en Pascua, el famoso orfebre realizó para los zares unos 50 huevos hermosamente decorados. Hoy en día se conoce el paradero de 42 de ellos, mientras que el resto sigue sin aparecer.


Todo el mundo ha visto en alguna ocasión alguna imagen de estos famosos huevos ornamentales compuestos por oro, brillantes, piedras preciosas y las más lujosas materias primas. Solían tener algún secreto escondido pues eran un regalo y buscaban sorprender; para ello, Fabergé, escondía en su interior miniaturas de animales, pequeñas coronas reales, juguetes, relojes, etc.


Cuando la dinastía de los Romanov llegó a su fin debido a la revolución rusa y a las posteriores guerras, surgieron muchos rumores sobre posibles tesoros escondidos o extraviados en esos caóticos años de guerra. Aunque por lo general son, solo eso, rumores.


Así que, si quieres encontrar un auténtico tesoro solo tienes que venir a Ambrosio Pérez Joyeros. Encuentra tu joya, nosotros te asesoramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario