viernes, 23 de junio de 2017

Cuidados del reloj en verano


Ya está aquí el verano y probablemente estés planeando irte de vacaciones para desconectar y recargar las pilas, pero… ¿has pensado qué reloj te vas a llevar en vacaciones? Dependiendo de cuál sea tu destino quizás tengas uno más adecuado que otro, pero si no vas a cambiar de modelo hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de hacer la maleta.

Vamos a darte algunos consejos para cuidar tus relojes de pulsera:

·         Si vamos a varios destinos, tenemos que prestar especial atención a nuestro reloj y procurar no perderlo de vista. No queremos olvidárnoslo en la mesita de noche del hotel. Revisa siempre la habitación en la que te alojes antes de marcharte.

·         Otro sitio donde podemos extraviar nuestro reloj es en los aeropuertos. Debemos estar atentos de no olvidarlo cuando nos hagan quitárnoslo debido a las medidas de seguridad. 

Este par de consejos son de sentido común, pero nunca está de más recordarlos.

Ahora vamos a hablar sobre consejos de un carácter algo más técnico:

·         Por lo general, y aunque nuestro reloj sea resistente, conviene no exponerlo a temperaturas que estén fuera del rango de entre 0ºC y 60ºC, ya que por debajo o por encima de estas temperaturas los lubricantes del reloj se pueden deteriorar y esto puede afectar al funcionamiento o precisión de la maquinaria.

·         Si vamos a la playa y nos metemos con nuestro reloj en el mar es conveniente que al salir lo lavemos con agua potable y lo sequemos lo más posible con el fin de evitar que restos de sal puedan introducirse en la caja.

·         Las correas de cuero sufren bastante en verano debido al sudor, agua de piscina, de mar, de río, etc. En definitiva exponemos más de lo habitual al cuero y puede ser el momento ideal para pensar en una correa de caucho, que no tiene problema en lidiar con el agua y la convierte en una excelente alternativa para tu reloj en verano.

·         Has de cerciorarte en todo momento de que la corona de tu reloj esté bien cerrada, si por ejemplo estamos en la playa y está mal cerrada, pueden entrar en él partículas de arena o suciedad.

·         Si vas a sumergir tu reloj en el agua estas vacaciones, es buen momento para comprobar el estado de la junta de goma que lo hace hermético, ya que con el paso del tiempo estas juntas van perdiendo sus propiedades y se van endureciendo y agrietando.

·         También tenemos que saber la presión que puede aguantar al sumergirlo. Si lo sometemos a más presión de la que puede aguantar lo vamos a estropear.

·         Aunque nuestro reloj pueda aguantar algún golpe sin dañarse, hay que tener precaución ya que en su interior tienen mecanismos muy delicados y si tenemos mala suerte un golpe que quizás no haya causado daños en el exterior puede causar algún desperfecto en el interior. Así que, si vas a practicar algún deporte que comporte estos riesgos, es mejor que optes por llevar el modelo deportivo adecuado.

·         Por último, no es recomendable exponerlos mucho tiempo al sol ya que hay algunas esferas que pueden amarillearse con el efecto de los rayos ultravioleta, sobre todo si hablamos de relojes relativamente antiguos.

Si no sabes qué reloj escoger para tus vacaciones o si quieres cambiar de modelo este verano ven a Ambrosio Pérez Joyeros, seguro que encuentras el más idóneo para ti entre nuestra amplia selección para hombre y mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario