viernes, 4 de noviembre de 2016

Anillos de compromiso


El uso de los anillos a la hora de comprometerse, es una costumbre tan arraigada que no nos preguntamos cuál es su origen.

Lo cierto es que el uso de anillos para pedir matrimonio es relativamente reciente, aunque siempre han existido diferentes objetos que significaban compromiso, para quien lo llevaba.

En la prehistoria se cree que los hombres ataban lazos de hierba a sus futuras esposas, en las muñecas, pies y cinturas para controlar sus espíritus.

En el Antiguo Egipto, se entregaban fibras de plantas, marfil o cuero en forma circular, a las mujeres, ya que creían que así  el amor quedaba atado y no podía separase jamás.

En Roma, el objeto usado era una esfera de hierro que incluía una llave. Esta se entregaba a las mujeres, cuando el padre ya había autorizado la unión matrimonial.

El anillo mas similar al actual se comenzó a usar en el siglo VIII por los judíos, pero no se llevaba en ningún dedo debido a su gran tamaño. Estos pertenecían a la sinagoga y eran ellos quienes se encargaban de su custodia.

El dedo en el que debía ser colocado el anillo, fue determinado por el rey Eduardo VI, en el siglo XVI y corroborado por la Iglesia romana posteriormente.

El usar anillos de diamantes, fue posterior. El primero del que se tiene conocimiento, es el que entrego el archiduque Maximiliano de Austria a Maria de Borgoña en el siglo XV.


Pero realmente cuando se puso de moda fue gracias al publicista americano France Gerety, que a mediados del siglo XX lanzó el famoso y premiado eslogan, “Un diamante es para siempre”. La famosa canción de Marilyn Monroe, en la película “Los caballeros las prefieren rubias”, encumbró del todo al diamante como piedra protagonista para contraer matrimonio. 

Si no tienes claro qué tipo de anillo se ajusta más a ti, te dejamos algunos modelos disponibles en Ambrosio Pérez que te ayudarán a decidirte.

Dedicata a Venezia de Bulgari, anillo en platino y pavé de diamantes, está inspirado en la romántica ciudad de Venecia.


Sabbia de Pomellato, bañado en oro rosa con diamantes, que ofrecen sofisticados juegos de luz y recuerda a la arena brillando bajo el sol, en un bonito día de verano. 


Flower Poiray de Poiray, anillo en oro blanco, especialmente diseñado para novias que buscan un anillo original y alegre.  



¿Qué te parecen? Sólo son algunas propuestas con las que el 'Sí, quiero' está asegurado. Ven a visitarnos a Ambrosio Pérez y elige tu anillo ideal entre todas las posibilidades que ofrecemos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario