viernes, 30 de septiembre de 2016

Dodo


La historia de Dodo nace en 1994, año en el que Pomellato decide crear una nueva línea en el mundo de las joyas, un producto destinado sobre todo para los jóvenes, deseosos de lucir piezas con un aire fresco y desenfadado.


Pero nos podemos remontar a un pasado mucho más lejano. Lewis Carroll lo describió en Alicia en el País de las Maravillas (1865), como un ave sabia y reflexiva. Familiar lejano de las palomas, con una cabeza enorme y un robusto pico. Cuando los humanos invadieron su hábitat lo consideraron como un ave torpe entre otras cosas por la facilidad con la que podía ser cazado, pero olvidaron que nunca había tenido depredadores y que el ser humano no les resultaba algo peligroso. Con el tiempo se ha convertido en un icono de la extinción . Endémico de la isla  Mauricio, fue cazado por sus preciosas plumas y para comer en los viajes de vuelta. Rodeado de un halo de misterio, es uno de los pájaros más famosos  aunque poco se sabe de él.

La historia de este pájaro sin alas, con un plumaje muy codiciado y un encanto particular, fue la inspiración que llevo a Pomellato a crear esta nueva marca.

Hoy en día se ha convertido en un ave que transmite una ternura especial, al igual que los diseños que Pomellato realiza, de esta simpática ave.

Las creaciones de Dodo son unisex, con una fuerte identidad y un profundo espíritu narrativo, donde cada colgante, letra y símbolo conlleva un significado realmente especial, expresando un sentimiento de amor, suerte, amistad y libertad.


Unas joyas con personalidad, donde cada una expresa un sentimiento distinto, que hace a sus usuarios atribuir un significado especial a cada colgante, pulsera o anillo.

Además Dodo se actualiza continuamente, añadiendo nuevos charms y recreando los ya existentes con esmalte de colores e incrustaciones de piedras preciosas.


Una de sus últimas colecciones “Good Luck”, nos trae una gran variedad de diseños con elementos relacionados con la suerte como tréboles, mariquitas o herraduras, siempre sin olvidar sus orígenes y lleno de colores alegres y vivos.

A su colección de letras y números, ha añadido el símbolo del hashtag, para que podáis crear vuestros propios mensajes.


Ambrosio Pérez Joyeros somos distribuidores oficiales de la marca Dodo. Ven y disfruta de los divertidos diseños, charms, pendientes, anillos, pulseras, sin olvidar sus relojes con unos diseños llenos de color y vida.

Entra en nuestra web y descubre el mundo de Dodo, animales, letras , números, estrellas, lunas, símbolos de la suerte, juguetes…

viernes, 23 de septiembre de 2016

La relación de Elizabeth Taylor y las joyas


Hace poco en un post sobre “Míticas frases sobre joyas”, comentamos el amor que sentía Elizabeth Taylor por las joyas. Su frase en concreto era: Adoro usar joyas, pero no porque sean mías. No puedes poseer resplandor, sólo puedes admirarlo”.

La actriz poseía una de las mayores colecciones privadas del mundo, en las que destacaban piezas de JAR, Boucheron, Bulgari, Cartier, Chopard, Schlumberger, Tiffany, Van Cleef & Arpels y David Webb. Y por eso nos ha parecido que merecía la pena que hablásemos más extensamente sobre ella.

Hay una anécdota en la que su madre contaba que su pasión por las joyas venía desde la cuna. Bromeaba contando como tardó ocho días en abrir los ojos desde su nacimiento y que lo primero en lo que se fijó, fue en su anillo de compromiso.

Muchas de sus piezas fueron regalos de sus ocho maridos, pero también ella adquirió magníficas piezas.

Esa pasión la dejo plasmada en un libro publicado en 2002, “Elizabeth Taylor: My love affair with jewelry” (Elizabeth Taylor: mi idilio con las joyas), que incluye más de cien fotos de su apreciada colección.

Ella dejo claro que sus joyas debían salir a subasta, para recaudar fondos para la fundación benéfica que lleva su nombre, The Elizabeth Taylor AIDS Foundation y que lucha contra el sida. 

Decía: “No me creo la dueña de ninguna de estas piezas. Soy su custodia. Me pregunto dónde terminarán, porque un día serán subastadas y esparcidas por los cuatro rincones del planeta. Espero que quien las compre les dé un verdadero hogar” 

La subasta celebrada en diciembre del 2011 en la casa Christie´s de Nueva York, consiguió un  record de recaudación.

Muchas de las joyas fueron regalos de cumpleaños u ocasiones especiales y algunas además tienen una gran historia, antes de pertenecerle a ella. Como “La Peregrina”, una de las perlas en forma de lágrima más grandes del mundo y que con su nombre hace honor a su ajetreada historia. Fue descubierta en Panamá en el S. XVI y pasó a manos de Felipe II, formando parte de las joyas de la corona española. Fue lucida por muchas reinas antes de que perteneciese a Napoleón Bonaparte y de que Richard Burton la adquiriese en una subasta. Fue un regalo por su 37 cumpleaños y ambos colaboraron con Cartier en el diseño, uniéndola  a un collar con perlas, rubís y diamantes.


Durante el rodaje de Cleopatra y como regalo de compromiso, Richard Burton le regalo un collar de esmeraldas y diamantes, al que más tarde se unirían un brazalete y unos pendientes. Todo ello de Bulgari.


Para celebrar su 40 cumpleaños, Richard Burton le regalo un espectacular collar de zafiros y diamantes de Bulgari.


Michael Todd, su tercer marido, le regalo un precioso juego de collar, brazalete y pendientes de rubís y diamantes, de Cartier


Podríamos seguir y seguir enumerando las magnificas piezas que atesoro Elizabeth Taylor y de las que ella misma declaró ser su custodia temporal. Esperamos que os haya gustado este pequeño recorrido por su colección. Si os habéis quedado con ganas de más, os recomendamos su libro, en el que comparte anécdotas de su vida, a través de las joyas.


En Ambrosio Pérez Joyeros, puedes encontrar las joyas y relojes, con las que ir construyendo las anécdotas de tu vida.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Deakin & Francis


Deakin & Francis son joyeros especializados en la creación de gemelos únicos y personalizados, cuya dedicación al detalle les ha llevado a tener una historia de 230 años de éxitos.

Fundada en 1786 por Benjamin Woolfield, esta empresa ha conocido siete generaciones de joyeros, apasionados por el negocio.

Su edificio sigue siendo el mismo de siempre y hoy en día lo ocupan los hermanos James y Henry Deakin los cuales son gemólogos. Desde muy pequeños han trabajado junto a su padre, viendo y aprendiendo como se elaboraba cada pieza.

Ambos hermanos realizan un trabajo complementario. La pasión de James es el diseño, cada gemelo comienza con un elaborado boceto y siempre está pensando en crear innovadores diseños, sacando su  inspiración de los viajes, de los shows a los que acude o simplemente de cosas cotidianas que le atraen profundamente.
Su hermano Henry,  disfruta más del proceso final, ver la satisfacción de un cliente que admira por primera vez una pieza y queda maravillado por el trabajo. Así como por el futuro y la proyección de la marca.


Deakin & Francis es un claro ejemplo de artesanía en la que cada proceso, cada intervención del producto es única y cuenta con la experiencia de años de dedicación. Desde la elaboración de bocetos realizados desde todos los ángulos, hasta la selección de los metales que se van a utilizar, incluso la gama de colores, que además se puede personalizar.

Cuentan con temáticas de lo más diversas: mecánicas, clásicas, animales, calaveras y huesos…son algunos de los nombres con los que han bautizados algunas de sus colecciones.


Esta empresa inglesa, considerada como una de las mejores creadoras de gemelos del mundo, es famosa por sus detallados diseños, y la incorporación de gemas en detalles de lo más exquisitos. Aunque su especialidad son los gemelos, también  elabora botonaduras a juego con ellos, pasadores y alfileres de corbatas, pulseras… una gama de accesorios desde llaveros hasta pisacorbatas.

Te dejamos un vídeo, para que puedas ver el enorme trabajo de artesanía y pasión de estos hermanos:




En Ambrosio Pérez Joyeros te ofrecemos la oportunidad de conocer su trabajo y adquirir sus piezas. Los gemelos son un detalle que no pasa de moda, y que pueden llevar tanto hombres como mujeres.