viernes, 3 de junio de 2016

Los aniversarios de bodas


Uno de los aspectos más bonitos de la vida es crecer junto a la persona que amas y celebrarlo año a año. En el caso de los aniversarios de boda, la tradición ha instaurado unos regalos específicos para cada aniversario, según los años que hayan pasado desde la ceremonia. Los obsequios van evolucionando, primero son de materiales y precios más frágiles, son más sentimentales y propios de la juventud; cuando van pasando los años los regalos son más sólidos para simbolizar la fortaleza de la unión entre la pareja.

Para la mayoría de los países, estos son los regalos en las cifras más redondas:

En el primer año se celebran las bodas de papel, perfecto para escribir unas frases sobre cómo ha evolucionado la relación en el primer año juntos.

A los cinco años, se celebran las bodas de madera, se recomienda regalar un obsequio hecho de este material. Las opciones son infinitas, desde un viaje al bosque o un paseo por la naturaleza, pasar unos días en una casa rural, regalar un portaretratos con la foto más especial... o quizá, el más original, sea el de plantar un árbol juntos y observar con el tiempo como crece, del mismo modo que crece la relación sentimental.


Con la primera década, llegan las bodas de aluminio. Un material más complicado para regalar, siempre se puede optar por la joyería. Sin embargo, cumplir diez años puede ser una fecha ideal para viajar y conocer el obelisco de Washington o el Atomium de Bruselas; ambas construcciones realizadas de aluminio. También puede ser perfecto regalar un reloj.


A los 15 años, llegan las bodas de cristal y los regalos empiezan a ser más valioso. Joyas, relojes... Aunque siempre hay cabida para la imaginación. Discos o USB con las canciones favoritas, con fotos y momentos de la pareja...

A las dos décadas se celebran las bodas de porcelana, es el momento de celebrar que la pareja continúa igual de unida que al principio, la relación es más fuerte, se han acumulado buenos y malos momentos, pero sigue habiendo el mismo amor que en los inicios. El material fuerte pero suave y brillante simboliza ese avance en la pareja. Se suele regalar una vajilla de porcelana, oportunidad para reponer, por que probablemente ya se han roto varios platos de la primera vajilla,  durante los años que llevan casados...

Los 25 años, las bodas de plata, conocidas por todos. No hay mucho que decir, es seguramente la primera gran cifra y la primera que se celebra a lo grande. El regalo, como no, joyas de plata.


Cinco años después, llegan las bodas de perla, con el regalo no hay duda, regalar una joya que contenga esta gema, ya sea un collar anillo, pulsera….

35 años después del sí quiero, se celebran las bodas de Coral, una de las mayores bellezas del mar, momento ideal para regalar un crucero o unas vacaciones cerca de la costa. Y porqué no cualquier pieza elaborado con este carismático material.

 A medida que van avanzando los años de convivencia, los aniversarios van relacionados con piedras preciosas: 40, año del rubí; los 45 son para el zafiro; a los 50 años, como todo el mundo conoce, las bodas de oro, se celebra haber pasado toda una vida juntos; y las bodas de diamante, para celebrar los 60 años.


Por último, quedarían las bodas de hueso, a los 100 años, pero ya a esa celebración es más complicado llegar...


No dudes en acudir a Ambrosio Pérez Joyeros, para escoger el regalo con el que celebrar tu aniversario, estaremos encantados de ayudarte en tu elección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario