domingo, 29 de mayo de 2016

El ámbar: Resina prehistórica


El Ámbar procede de la resina fosilizada de una variedad de pino desaparecida hace millones de años, por tanto aunque se llame piedra su origen es orgánico, como las perlas, el coral o el azabache.

Es la piedra más antigua conocida por el hombre, ya que existen figuras del Neolítico, elaboradas con este material y utilizadas tanto como adorno personal, como para rituales religiosos.

Debido a su ancestral origen atesora casi tantos nombres como existencia, durante muchos años se la llamo piedra “fuego blanco”, por su capacidad de arder emitiendo un agradable aroma. Los egipcios lo incorporaban a los pigmentos con que adornaban sus cámaras funerarias. Los griegos la llamaron  “electrón” tanto por su color “piedra del sol” como por su capacidad electrostática, al frotarla es capaz de atraer trocitos de papel. Se le ha llamado Veronika, significando “portadora de la felicidad”, en alemán Bernstein que significa “piedra caliente”, por su agradable y cálido tacto. Podríamos seguir hablando de sus distintos nombres asociados a los nombres dados en distintos países,  ya que  incluso hubo una “ruta del ámbar. Aunque etimológicamente su nombre proviene del árabe y significa “lo que flota en el mar”, asociado a una de sus características, la capacidad de flotar en agua salada.

Ámbar rojo

Los mayores yacimientos y de donde se extrae prácticamente el 90% se encuentran en el Báltico, ya hace miles de años, lo que ahora es mar, era un inmenso bosque. Aunque también hay otros lugares, entre ellos:

  •          La República Dominicana es uno de los pocos países en los que se encuentra, en el Puerto Plata encontramos La Costa del Ámba 
  •         En la zona mexicana de Los Bosques, donde se encuentra el ámbar con mayor dureza (2.5 a 3.0 en la escala de Mohs).
  •      En España también hay localizados unos 120 yacimientos pequeños de ámbar. El yacimiento más importante se encuentra en Álava.

Ámbar verde

Su escala de colores es muy amplia desde el incoloro al prácticamente negro, aunque el más habitual se encuentra entre el amarillo y el naranja. Por eso el color ámbar lo asociamos a esta gama.

En el ámbito paleontológico, esta gema tiene un gran valor, ya que la resina atesora en su interior inclusiones de gotas, hojas, polvo y pequeños animales que nos ayudan a conocer el ecosistema de hace millones de años.

Ämbar con inclusión de insectos

En la actualidad el ámbar más valorado es el que tiene menos inclusiones, mientras que en el s.XIX, se valoraba más que tuviera algún insecto.

Como todas las piedras que acompañan al hombre desde hace miles de años, se le ha concedido un carácter mágico, curativo y protector. Las culturas mesoamericanas, mezclaban grasa con polvo de ámbar para el dolor muscular, mezclado con miel elaboraban pomadas para la piel. En tiempos de Hipócrates, el médico griego más famoso de la antigüedad, se utilizaba con fines preventivos y para curar dolencias respiratorias.

Ámbar azul

Con respecto a sus valores mitológicos, esta gema relacionada con el sol, trasmite energía, alegría y aleja las malas vibraciones. Favorece el equilibrio y agudiza los sentidos, potencia la creatividad y la sabiduría, favoreciendo un estado mental positivo.

En Ambrosio Pérez Joyeros, somos especialistas en joyería y relojería y estaremos encantados de asesorarte y ayudarte en la elección de la pieza que buscas.



viernes, 20 de mayo de 2016

Los colores del oro


El oro es el metal precioso más empleado en joyería y aunque hay multitud de gustos, es seguramente el metal más apreciado a lo largo de la historia. Es un metal blando y muy maleable, ideal para diseñar y muy brillante que le da un toque visual espectacular. Solo es sensible al cloro.
Las propiedades del oro no se pierden al intentar lograr otros colores, simplemente se añaden otros elementos para conseguir el tono deseado.
Aunque existe variedad de colores, las más valoradas en la joyería son el amarillo, el rosa y especialmente el blanco.

Oro amarillo:
El color más habitual y seguramente el más valorado junto al blanco. Es el menos reactivo, el que menos se oxida y el color que se consigue de la forma más natural.

Pendientes de oro amarillo de DoDo


Oro blanco:
Se mezcla el oro con al menos un metal blanco, normalmente entre níquel, manganeso o paladio (el más frecuente) que son los más baratos y se descarta el platino por que es más caro. Se necesita una gran cantidad de oro para conseguir el color blanquecino característico, por ejemplo con el níquel la formulación consiste en 90% oro y 10% níquel. Con el paladio se mezclan 750g de oro fino, de 100g a 160g de paladio y el resto es plata fina para equilibrar la mezcla.



Anillo de oro blanco  Zero de Bulgari


Rosa y rojo:
El oro rosa es una aleación de oro y cobre muy utilizada, desde la antigüedad, en la joyería. A esta mezcla se le denominaba oro ruso durante el siglo XIX y XX, pero se perdió la denominación. La aleación más común para lograr oro rosa es 75% de oro y 25% de cobre. Para conseguir un color rojizo, la formulación consiste en mezclar 50% de oro y 50% de cobre; el oro rojo existe cuando la cantidad de oro es baja, no existe oro rojo de 18 quilates. En la antigüedad en muchos pueblos pensaban que el oro era rojo porque no controlaban las impurezas del proceso de fundición y habitualmente se volvía rojo.

Pendientes de oro rosa Bahía de Pomellato

Oro Gris:
Se logra añadiendo plata, manganeso o níquel y cobre en unas proporciones calculadas según el oro del que se disponga. En 1000g de oro gris hay 750g de oro fino y alrededor de 150g de níquel. El resto es de cobre.

Oro negro:
Uno de los más llamativos y sorprendentes visualmente. Se consigue con la galvanoplastia, usando rodio negro o rutenio negro (más oscuro) para modificar el oro.



Oro verde:
La aleación se logra al usar oro y plata. La plata produce que el color amarillo parezca verdoso. 18 quilates de oro verde sería una formulación de 75% de oro y 25% de plata, sin ningún elemento más. En la antigüedad se conocía esta aleación con la denominación de “electro”.

Oro de color púrpura y azul:
Se consigue al mezclar oro y aluminio rico en oro o aluminio intermetálico. Esta aleación es más frágil porque al ser intermetálico casi no es maleable y un golpe intenso puede provocar daños y grietas fácilmente. En una aleación para conseguir 1000g de oro azul hay 750g de oro fino y 250g de hierro.




Sumérgete en el maravilloso mundo del oro y acércate a Ambrosio Pérez Joyeros, para ver todos nuestros productos de joyería.


viernes, 13 de mayo de 2016

La turquesa


Parece que cuando llega el buen tiempo hay determinadas piedras que apetece ponerse más. Este es el caso de la turquesa y el ámbar. Tal vez sea que sus colores nos evocan el verano.
Como casi todas las piedras sus orígenes son muy antiguos y también están dotadas de ciertos poderes curativos, mágicos, esotéricos…

Turquesa significa "piedra turca", porque los mercaderes turcos la incorporaron al mercado europeo a través de la ruta de la Seda, a pesar de que en Turquía no hay turquesas, se suele asociar erróneamente la gema con ese país. 

Fue una de las piedras mágicas y sagradas de los pueblos antiguos y de las civilizaciones precolombinas.
En Egipto se extraía desde el 3.000 a. c y era tan valiosa que la máscara funeraria de Tutankamón,  está realizada en oro batido con incrustaciones de pasta de vidrio y turquesas.
Los indios americanos usaban el polvo de turquesa, para crear pinturas y señales con el objetivo de atraer a la lluvia, también las utilizaban sobre las tumbas para proteger a los muertos.
Los aztecas la llamaban la piedra de los dioses y la usaban tanto como amuleto contra el mal como para dar color a sus máscaras, cuchillos...
Los árabes la consideraban como "la piedra de la suerte" e incluso se dice que Cristóbal Colón y Vasco de Gama las llevaban en todos sus viajes para conseguir fortuna.

Divas` Dream Bulgari

Entre las propiedades mágicas, que se le atribuyen están:
  • Atraer nuevas amistades, aportar felicidad y estimular la belleza.
  • Aporta equilibrio emocional y ayuda a crecer como persona.
  • Facilita la creatividad y proporciona calma cuando hay que hablar en público.
  • Se relaciona con la protección, coraje, dinero, amor, amistad y suerte.
  • Regalar a tu amor una joya con turquesa evoca a que las dos personas se fusionan entre ellas...


Capri de Pomellato

La turquesa es un mineral (fosfato de aluminio y de cobre) de clase 8 en la clasificación de Strunz, de un color similar a un azul verdoso al que la escasez le hace muy valioso.

Propiedades y colores:

Es una piedra frágil, con un máximo de dureza por debajo de 6 en la escala de Mohs, es decir, ligeramente menor que un vidrio común. El brillo es ceroso y habitualmente opaco, con pocas secciones semitranslúcidas. El color varía y va desde el blanco hasta el azul oscuro o y del azul verdoso al amarillento. El color azul se debe al cobre y el verde es el resultado de impurezas de hierro o la deshidratación. Se encuentra principalmente  en zonas desérticas.

Hay explotaciones mineras en:

Irán: En la cima de la montaña Ali-mersai se encuentran quizá las turquesas con el color más perfecto.
Estados Unidos: Arizona, California, Colorado, Nuevo México...
España: Hay pequeños yacimientos en Cáceres, Córdoba y Murcia.
También en Egipto, Australia, Afganistán, China, Perú...

Gemelos de Poiray

El valor de la piedra depende de la pureza del color, el más apreciado es el azul oscuro y va decreciendo de valor a medida que aumentan los matices verdosos, que se relacionan con el desvanecimiento del color y la aparición de manchas. Esto cambia según los países, hay zonas en las que aprecian más el tono azul verdoso como en el Tíbet. Aun así, lo que nunca debe llegar a producirse es la decoloración profunda o la "curación de la piedra" que llega a ser similar a un color blanquecino.
Al ser una gema opaca, como el coral, se suele vender según su tamaño y no por sus quilates.


Si es tu piedra favorita, en Ambrosio Pérez Joyeros, tenemos una gran variedad de complementos con esta piedra como protagonista, anillos collares, gemelos, pulseras…¡Ven a por el tuyo!

viernes, 6 de mayo de 2016

La curiosa posición de las agujas en los anuncios de relojes



Si eres una persona atenta y observadora, puede que te hayas dado cuenta, que los relojes suelen aparecer en los anuncios publicitarios marcando las 10:10, ya sean analógicos o de aguja. ¿Quieres saber por qué razón las agujas siempre marcan esta hora?
 
Zero de Bulgari
Como con todas las cosas suele haber mitos y leyendas falsas. Una de ellas es que ocurre así porque Lincoln, Kennedy y Martin Luther King murieron a esa hora; mentira. Otra teoría defiende que en este horario, se lanzó las bombas atómicas de Nagasaki e Hiroshima y por eso se honra a las víctimas, pero no fueron a esa hora, por lo que ambas son completamente falsas.
 
Clifton de Baume & Mercier
La teoría más realista, es que se utiliza para lograr una percepción adecuada, ya que a las 10:10 las agujas están suficientemente separadas, no están superpuestas y se puede distinguir perfectamente el diseño y estilo del reloj.
A su vez, al apuntar al 10 y al 2, transmite una imagen simétrica más apreciada e interesante para el cerebro.
Otra opción muy interesante es que la marca se sitúa en el centro entre las dos agujas y se consigue más atención sobre ella.
 
Max Bill de Junghans
Pero, como hemos dicho anteriormente, seguro que si eres observador te has dado cuenta que podría ser una opción totalmente simétrica las 9:15, 8:20 o incluso las 7:25.

¿Entonces por qué prefieren las 10:10? Entre otras razones:


  • Las horas de 8:20 y 7:25 no se contemplan por una razón puramente pesimista, ya que apuntan hacia abajo y la opción favorita (10:10) hacia arriba, indicando optimismo. 
  • La opción de 9:15 se descarta porque quedan grandes huecos al lado del 9 y el 3.
  • El 10 se asocia a la perfección, a algo sobresaliente y bello.


 
Caramelo de Cuervo y Sobrinos

En Ambrosio Pérez Joyeros tenemos una gran variedad de marcas y modelos de relojes, tanto de hombre como de mujer, que marcan la hora de tus encuentros, tus citas, tus recuerdos…