viernes, 8 de abril de 2016

Las joyas más recordadas del cine

Corazón del Océano - Titanic

La joyería está muy unida al cine, tanto en las películas para reflejar la cultura, el estatus social o el estilo de los personajes como en el caso de las alfombras rojas de los premios, que se convierten en autenticas pasarelas y escaparates para ver lo que llevan los actores, especialmente en los Óscar.

Seguramente la joya más conocida sea el diamante azul en forma de corazón, Corazón del Océano, lucido por Kate Winslet en Titanic. Según la creencia popular, esta joya fue propiedad de Luis XVI, que la mandó cortar en forma de corazón tras la Revolución francesa y siglos después un acaudalado magnate del acero, Caledon Hockey, se haría con ella para regalársela a su prometida Rose, personaje que lo luce en la película y con el que conocemos el fin de la historia de esta joya.

Pero en el cine si hay una joya masculina conocida por todos los amantes cinéfilos es el Anillo Único de El señor de los anillos. Es de oro y es indestructible en la película, salvo en el lugar donde se forjó, el Monte del Destino, único lugar donde puede ser destruido. En el anillo se podía leer con el calor las frases tan repetidas en la saga: ''Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos, un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas''.



Cambiamos de la fantasía a las películas románticas, Pretty Woman, la cual se convirtió en la película de amor cumbre de los 90. El collar de oro con 23 rubíes en forma de pera y diamantes que regala Richard Gere a Julia Roberts, se convirtió también en un icono de la alta joyería del momento y simboliza en la película la transformación completa del personaje.



Continuamos con las figuras femeninas más influyentes del cine y hay que recordar el broche de camafeo que llevaba Vivien Leigh en 'Lo que el viento se llevó', hecho en oro y representaba una figura humana volando sobre un pájaro.

Otra de las joyas que vienen a la memoria fácilmente es el collar de cuatro vueltas de perlas y diamantes de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes.


Siguiendo con los diamantes, hay que mencionar el precioso collar de diamantes de Moulin Rouge lucido por Nicole Kidman. Es la pieza de joyería más cara hecha jamás para una película. Tiene 1.308 diamantes y suman 134 quilates.



También han salido citas maravillosas sobre la joyería en el cine, como la que pronunció Marilyn Monroe en Los caballeros las prefieren rubias, reconocía que estaba fascinada por los diamantes: “Los diamantes son el mejor amigo de una chica”, frase icónica que se convertiría en el slogan con más ventas del comercio de diamantes.

De la misma forma, en el apartado masculino, varios relojes han causado sensación en la gran pantalla. Es el caso del Pilot's Double Chronograph Edition, de IWC, un reloj impecable adecuado para hombres de acción y así lo demuestra Jeremy Renner en la cuarta entrega de la Saga Bourne.


Otro de los relojes más llamativos de los últimos años es el Patek Philippe con correa de piel que siempre llevaba Ryan Gosling en Drive junto a su inolvidable chaqueta blanca. 


Tampoco se quiso quedar atrás Tom Cruise en Collateral que vistió un Vintage Ingenieur Automatic IW3233 de IWC, fabricado en cristal de zafiro y correa de piel de cocodrilo.


Si quieres conocer más sobre este tipo de joyas y relojes, ven a visitarnos en el centro de Valladolid, todo el equipo de Ambrosio Pérez Joyeros estará encantado de atenderte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario