viernes, 11 de diciembre de 2015

Frédérique Constant


La mayoría de los más conocidos fabricantes de relojes, tienen su sede en Ginebra, que desde el siglo XVIII se dio a conocer como el centro más importante de creación y producción de relojes. Desde entonces los relojeros ginebrinos, han llegado a niveles sin precedentes en el arte de la relojería.

La historia de los relojes Frédérique Constant es relativamente reciente, ya que se creó en 1988, lanzando su primera colección en 1992.

La marca está involucrada en todas las etapas de la producción de sus relojes, desde el diseño hasta el montaje final. Haciendo un gran énfasis en el diseño, manteniéndose al tanto de las tendencias y preferencias de los clientes y utilizando programas informáticos de última generación, para ayudar en el diseño y desarrollo de sus relojes. Los relojes fabricados bajo su marca están diseñados por Frédérique Constant o por diseñadores independientes, contratados para elaborar una colección determinada. Una de las exigencias para ser relojero en Frédérique Constant, es ser un apasionado de su trabajo.

Los valores de los relojes Frédérique Constant son:
El diseño, al que se le presta una especial atención, clásico y tradicional si dejar de ser atemporal, con una verdadera pasión por los detalles.
La innovación, involucrado al máximo buscando ofrecer creatividad y unas características técnicas sobresalientes en todos sus relojes.
La pasión, con la que se implica en el diseño, la calidad, la precisión.
La calidad, cada reloj está ensamblado a mano, revisado y controlado por maestros relojeros y máquinas de alta tecnología, para garantizar la máxima calidad.



 En Ambrosio Pérez Joyeros contamos con una gama de relojes de las marcas más destacadas, para satisfacer cualquier deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario