miércoles, 30 de diciembre de 2015

Rituales de fin de año

Anillo Trinity de Cartier

Determinadas fechas del año tienen una especial importancia. Un deseo constante cuando llegamos a esta época del año, es buscar y desear que nos vaya mejor, no solamente a nivel económico sino también espiritual. Deseamos ser mejores personas, vivir de otra manera.

Llegadas estas fechas, nos vamos haciendo un montón de propósitos para cumplir en el nuevo año (ir al gimnasio, dejar de fumar, ser más paciente, más detallista…) y  aunque al final  una buena parte se queda en meras intenciones, nadie nos quita la ilusión con la que la hemos confeccionado.

Para recibir el nuevo año se han ido desarrollando una serie de rituales, que crece cada año con la incorporación de tradiciones de otros lugares, ya se sabe “la globalización”. Hay rituales de todo tipo siempre acompañados de la alegría,  que es el mejor combustible para generar energía y esperanza en el año  que vamos a estrenar.

En muchas de estas ceremonias el oro es un material muy presente, ya que desde la antigüedad se le ha relacionado con el sol, la energía, el poder y la fortuna, atribuyéndole también  poderes  de protección y curativos. 

Una manera de asegurarse la buena suerte es al brindar con champan el fin de año, poner un anillo de oro en la copa cuando se vaya a brindar, no sacar el anillo hasta  haber consumido el  champan y se debe abrazar a los presentes para celebrar la llegada del año, sino el ritual no vale.
Si el anillo es el de la boda, la duración y estabilidad de la pareja, se asegura durante el próximo año.
Esta fórmula también sirve para asegurarse el amor de una persona, poniendo un anillo en su copa y ya no podrá resistirse.

En otros países se celebra abriendo todas las ventanas para que salga el aire del año anterior y entre llenando toda la casa de aire del nuevo año, cargado de nuevas esperanzas.

Hay lugares donde se encienden todas las luces de la casa o se tira un cubo de agua por la ventana que ahuyentará las penas del año anterior y traerá un año lleno de salud y prosperidad.  Podríamos seguir con el color de la ropa o los zapatos, quemar un papel con los deseos para el año entrante, limpiar la casa, poner hojas de albahaca debajo de la almohada, comer lentejas o doce uvas como hacemos  aquí. Al final todos esos rituales están unidos por el deseo de prosperidad, de que las cosas en general sean  mejores que en el pasado.

Desde Ambrosio PérezJoyeros deseamos que el próximo año se cumplan todos vuestros sueños.


viernes, 18 de diciembre de 2015

La Pantera icono de Cartier

Broche encargado por la Duquesa de Windsor


La marca Cartier lleva con nosotros desde que en 1847 Louis-François Cartier, se hizo cargo del negocio en el que empezó trabajando como aprendiz. Desde allí fue prosperando, abriendo su propio negocio y trabajando para personas cada vez más importantes. Llegando a ser el joyero oficial de la mayoría de las casas reales y la aristocracia.
 Fueron sus tres nietos los que llegaron a posicionar la marca a nivel mundial.
Hoy  vamos a hablar sobre un personaje ligado a la Casa desde 1918, Jeanne Toussaint, que llegó de la mano de Louis, uno de los nietos del fundador. El la introduciría en el mundo de las joyas y en las formas artísticas sobre todo el arte del siglo XVIII,  así como en el arte del lejano oriente. Sentía especial fascinación por la India y Rusia, donde llegó a viajar con frecuencia.
Jeanne Toussaint,  se convertiría en una de las diseñadoras más importantes de la firma. En 1933 es nombrada directora creativa, recibiendo el apodo de “La Pantera”.  Era la perfecta representación de la mujer felina, salvaje y bella. Con un estilo absolutamente personal, vanguardista, elegante y chic, capaz de combinar turbantes con perlas y pijamas de seda, para vestir de noche.
Para Louis Cartier, se convirtió en su colaboradora y  musa. Mujer adelantada a su época, coetánea y amiga de Coco Chanel, fue una de las primeras mujeres a cargo de una firma de lujo.
La imagen de la pantera, había aparecido en 1914 en un reloj, que alternaba diamantes y ónix, pero ella renovó el estilo. En sus esbozos  los felinos adquirían flexibilidad y movimiento, algo que los orfebres de Cartier supieron plasmar. Sus panteras han quedado, como símbolo de una firma y de una época.
La fauna no se redujo a las panteras, también tigres, cocodrilos, aves en movimiento, flamencos, dragones , quimeras y seres mitológicos.  También diseño exquisitas flores, llamando especialmente la atención las orquídeas.



Si queréis saber más de esta extraordinaria mujer, adelantada a su época hay una biografía sobre ella escrita por Stéphane des Orts.

En Ambrosio Pérez Joyeros, somos distribuidores autorizados de la firma Cartier, ven a visitarnos y descubre todas las colecciones de la firma, tanto de joyería como de relojería, un placer para los sentidos.


viernes, 11 de diciembre de 2015

Frédérique Constant


La mayoría de los más conocidos fabricantes de relojes, tienen su sede en Ginebra, que desde el siglo XVIII se dio a conocer como el centro más importante de creación y producción de relojes. Desde entonces los relojeros ginebrinos, han llegado a niveles sin precedentes en el arte de la relojería.

La historia de los relojes Frédérique Constant es relativamente reciente, ya que se creó en 1988, lanzando su primera colección en 1992.

La marca está involucrada en todas las etapas de la producción de sus relojes, desde el diseño hasta el montaje final. Haciendo un gran énfasis en el diseño, manteniéndose al tanto de las tendencias y preferencias de los clientes y utilizando programas informáticos de última generación, para ayudar en el diseño y desarrollo de sus relojes. Los relojes fabricados bajo su marca están diseñados por Frédérique Constant o por diseñadores independientes, contratados para elaborar una colección determinada. Una de las exigencias para ser relojero en Frédérique Constant, es ser un apasionado de su trabajo.

Los valores de los relojes Frédérique Constant son:
El diseño, al que se le presta una especial atención, clásico y tradicional si dejar de ser atemporal, con una verdadera pasión por los detalles.
La innovación, involucrado al máximo buscando ofrecer creatividad y unas características técnicas sobresalientes en todos sus relojes.
La pasión, con la que se implica en el diseño, la calidad, la precisión.
La calidad, cada reloj está ensamblado a mano, revisado y controlado por maestros relojeros y máquinas de alta tecnología, para garantizar la máxima calidad.



 En Ambrosio Pérez Joyeros contamos con una gama de relojes de las marcas más destacadas, para satisfacer cualquier deseo.

viernes, 4 de diciembre de 2015

El Rubí


El rubí como casi todas las piedras preciosas, viene acompañada de leyendas y poderes fraguadas a lo largo de los siglos. Debido a su color rojo se la asocia con el fuego, simbolizando el coraje, el amor divino y la caridad.

Los hindúes siempre la han considerado la piedra más importante, valorándola como  la “reina de las piedras preciosas”. Los príncipes la llevaban por su poder para anunciar los malos augurios, cuando cambiaba de color.

El nombre viene designado por su color, del latín “rubeos”. Es la segunda piedra en dureza, por detrás del diamante, con una dureza de 9 (escala de Mohs).

La mayoría de los rubís tienen procedencia aluvial, es decir de los sedimentos depositados por  los ríos, su elevado peso ayuda a encontrarlos mediante el lavado de arena. Las explotaciones más importantes se encuentran en Myanmar, Tailandia , Sri Lanka y Tanzania.

Dependiendo de la zona, tienen unas u otras tonalidades, que ayudan a saber su procedencia, ya que la distribución del color es a menudo desigual, siendo el más codiciado el llamado “sangre de paloma”.

Su apariencia cuando se extrae es plana y con aspecto graso, que se transforma y adquiere un brillo increíble con la talla. Las tallas escalonadas y de forma brillante son las más adecuadas para esta piedra, cuando es más transparente, siendo la talla cabujón la utilizada cuando son menos transparentes.

El rubí está destinado casi exclusivamente a la joyería y relojería, donde por su dureza, sirven para minimizar el desgaste de piezas que requieren un rozamiento continuo.



Entre los rubís más famosos, se encuentra el “Rubí Edward “en el  British Museum of Natural History (Londres), el  “Rubí Estrella de Rosser Reeves”, que se encuentra en la Institución Smithsonian en Washington ,  el “Rubí Estrella- Long”, que está en el American Museum of Natural History (Nueva York), el Rubí de la Paz, que debe su nombre a que se encontró en 1919, año en que terminó la Primera Guerra Mundial.

En Ambrosio Pérez Joyeros, puedes encontrar la joya  que tu deseas, con los diseños más innovadores. ¡Ven a visitarnos y elige el tuyo!