viernes, 27 de noviembre de 2015

Junghans el reloj de la Selva Negra

Junghans Max Bill Chronoscope
La Selva Negra ha sido desde siempre cuna de genios e inventores, lo que empezó como artesanía relojera, es hoy  una industria en expansión que tiene aquí sus raíces. Hace más de 150 años en la localidad de Schramberg, se fundó la empresa Junghans y desde entonces, sus destinos  han corrido paralelos  La marca Junghans es símbolo del compromiso con  su lugar de emplazamiento, el Made in Germany  no sólo es la indicación del origen, sino una obligación. En un principio se dedicaba a la fabricación de componentes de relojes, pero en 1866 los maestros relojeros de Junghans comenzaron a fabricar sus propios relojes. En 1890 se registró la estrella de 8 puntas que ha sido el distintivo de la marca.

La filosofía de la empresa que une un espíritu innovador y  la búsqueda de la precisión hasta el último detalle, caracteriza la forma de operar de los trabajadores de Junghans, combinando una manufactura artesanal, con la tecnología más moderna y un diseño vanguardista.

Una vez que todos los componentes de un reloj han pasado los controles de calidad, el reloj queda a cargo de un solo montador o un pequeño equipo, que se hace responsable de él hasta las pruebas de verificación finales.

Antes de que un reloj llegue a la muñeca de su dueño, se ha hecho un estudio de mercado para conocer las nuevas tendencias tanto tecnológicas como de diseño. Este creativo proceso forma parte de los relojes Junghans desde su creación, siendo la calidad su máxima prioridad. Desde la idea original, el diseño del primer boceto, hasta la visualización en 3D se busca crear un reloj perfecto. La decisión sobre el mecanismo del reloj es muy importante, ya que condicionará las dimensiones del reloj, sus proporciones, así como el diseño de la esfera, luego se hace un modelo  en 3D y se comprueba si su fabricación es factible ya que debe transmitir la tradición e identidad de la marca. 



Colección Max  Bill- Max Bill fue alumno de la Bauhaus, corriente artística de la primera mitad del siglo XX, que propugnaba la sencillez constructiva y la funcionalidad en todos los aspectos de la creación artística. Un gran genio que trabajo como arquitecto, escultor, pintor y diseñador. Creó una de las series más atractivas de  Junghans, que siguen fabricando actualmente y prácticamente sin modificaciones. Abarcando tanto relojes de pared como de sobremesa  o pulsera.




Junghans basándose en la  premisa de que las obras maestras surgen de la unión de los avances técnicos con su forma estética, creó una cultura de diseño propia de su empresa. Está cultura queda demostrada en los relojes de los años 30 a 60, de la mano del diseñador Anton Ziegler, que marco la estética de los relojes Junghans durante décadas. La colección Meister se basa en los diseños históricos de esa época y siguen despertando fascinación actualmente.


Descubre en Ambrosio Pérez Joyeros Joyeros los relojes Junghans y sus diseños artesanales venidos de la Selva Negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario