viernes, 9 de octubre de 2015

Medir el tiempo



























Desde la antigüedad el tiempo y cómo medirlo han sido una de las obsesiones del ser humano, algo tan relativo desde nuestro punto de vista y, por otro lado, tan exacto si atendemos a su componente físico.
Por definición se trata de una magnitud física con la que medimos la duración o la separación de acontecimientos sujetos a cambio. Así, el tiempo, permite ordenar los sucesos en secuencias, estableciendo un pasado, un presente y un futuro.
Los instrumentos para medirlo datan de muy antiguo, basados inicialmente en la astrología y el movimiento relativo de los astros como el sol. Así tenemos los relojes de sol, los de arena, las clepsidras, relojes astronómicos como el de Praga, al que Google dedica su Doodle de hoy; y la evolución hasta llegar a la exactitud del reloj atómico.

























Reloj de sol. También denominado cuadrante solar, emplea la sombra arrojada por un gnomon o estilo sobre una superficie, sombra que nos indica la posición del sol en un momento diurno concreto.
Reloj de arena. Se trata de un instrumento mecánico que sirve para medir un determinado transcurso de tiempo. Está relleno de arena fina que pasa desde la parte superior a la inferior, sólo requiere de la gravedad para su funcionamiento.
Clepsidra o reloj de agua. Datan de la antigüedad egipcia y se usaban sobre todo de noche, momento en el que los relojes de sol perdían su utilidad. Se basan en la pérdida de agua de una vasija por un orificio a una velocidad determinada, y, por tanto, con un tiempo prefijado. Las marcas en el recipiente indicaban los distintos periodos diurnos y nocturnos.
Reloj atómico. El reloj más exacto. La precisión alcanzada con éste reloj es tan elevada que admite únicamente un error de un segundo en 30.000 años. El reloj más preciso del mundo se diseña en el Observatorio de París.

Si te obsesiona el paso del tiempo, no quieres llegar tarde, o simplemente disfrutas de estas joyas de la medición, echa un vistazo anuestra colección de relojes, ¡por fin podrás controlar el tiempo!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario