miércoles, 25 de febrero de 2015

Guía express de relojería: ¿Qué reloj es el mio?


Si te gusta el mundo de los relojes, ha llegado el momento de dar un paso adelante. Descubre, en esta guía express de relojería, todos los tipos de relojes que existen y cómo funcionan.





Hoy toca darle protagonismo a los relojes. Ese dispositivo que nos permite saber qué hora es y sin el que muchos, sobre todo los más organizados, no podríamos vivir. Pero además, es sin duda uno de los complementos más usados tanto en concepto de tendencias como de distinción y elegancia.

Siempre ha existido esa necesidad de medir el tiempo. Los primeros en crear un reloj fueron los egipcios, con los conocidos relojes solares. En el siglo XV se inventaron los relojes de bolsillo y, no fue hasta el siglo XIX, cuando aparecieron los primeros relojes de pulsera. Estos dos últimos son aquellos en los que nos vamos a centrar, ya que son los que solemos llevar encima.

Dentro de los relojes de pulsera podemos distinguir, según su funcionamiento, entre estos seis tipos de relojes:


Reloj analógico: son los encargados de indicarnos la hora gracias a sus agujas que, dependiendo del modelo, nos indican siempre las horas y los minutos y, en ocasiones, los segundos. Se caracterizan por tener una esfera dividida en 12 horas; en ella pueden aparecer o no números que las indiquen. Las agujas son: corta la de las horas y larga la de los minutos, siendo más larga y delgada la de los segundos en caso de que la haya.

Reloj digital: se caracterizan por indicarnos la hora a través de números digitales. Al igual que los anteriores, todos indican la hora y los minutos, y algunos los segundos. Se pueden programar para que la hora aparezca en formato 12h, indicando si es AM o PM, o en formato 24h. Habitualmente suelen poseer muchas funciones como son luz, despertador, cronómetro, etc.

Reloj de cuerda: son relojes que se caracterizan por ser manuales, es decir, eres tú mismo quien lo pone en funcionamiento. Para que funcione correctamente, se recomienda darles cuerda todos los días y, a poder ser, a la misma hora.

Reloj automático: similares a los anteriores, pero sólo suele ser necesario darles cuerda la primera vez. No necesitan pilas, ya que se funcionamiento se debe a los propios movimientos de la muñeca.

Reloj solar: se caracterizan por incorporar una placa solar que almacena la luz. La ventaja que tienen es que sirve tanto la luz solar como la artificial. Su principal inconveniente es que no pueden estar durante un largo periodo de tiempo sin recibir luz, ya que dejarían de funcionar; esto no quiere decir que durante la noche se paren, ya que la energía se suele almacenar durante varios días, esto depende de la marca y del modelo del que se trate.

Reloj de cuarzo: lo que los distingue del resto es que llevan dentro una pieza de cuarzo, la cual genera los impulsos necesarios para poder medir el tiempo en unos intervalos concretos. Para que puedan funcionar es necesario el uso de una pila que active el cuarzo y su vibración.

En muchas ocasiones se combinan varios formatos, por ejemplo el reloj digital y analógico, el digital y el solar, etc.

En cuanto a los materiales empleados, cada vez son mas. Por ejemplo las correas pueden ser de distintos tipos de piel, plástico, acero, oro, plata, aluminio, piedras preciosas, tela, etc., y para las esferas se suele utilizar el plexiglax (tipo de plástico), el vidrio y el zafiro sintético.


Por otro lado, podemos hablar de los relojes de bolsillo. Fueron inventados en Francia a mediados del siglo XV y se veían como un signo de elegancia y de riqueza. Antiguamente eran los más utilizados, pero ahora están prácticamente en desuso. Se caracterizan porque, como su propio nombre indica, se llevan en el bolsillo. En ocasiones tienen una cadena con la que engancharlos para no perderlos. Además, se trata de relojes manuales, por lo que hay que darles cuerda para que funcionen.


¿Te quedan dudas? Te gustaría ver más opciones, acércate hasta la Joyería Ambrosio Pérez y elige entre la gran variedad de piezas y marcas con las que trabajamos.  

miércoles, 18 de febrero de 2015

Guía sobre pendientes, ¿cuál me favorece más?

Si te gustan los pendientes no te pierdas esta guía, te contamos todo lo que tienes que saber sobre esta joya.

La elección de unos pendientes no es una cosa fácil, ya que puedes encontrarlos de perlas, con forma de aro, grandes, pequeños, cortos, largos... y además, no a todo el mundo le favorecen los mismos. Algo que influye bastante es la forma de vestir, los demás complementos que se lleven y la forma del rostro.

Desde Ambrosio Pérez os desvelamos algunos secretos para la elección del par de pendientes perfectos.

Pendientes largos:

Lo primero que tenemos que saber es que podemos llevarlos tanto de día como de noche. Cómo los llevemos dependerá del look y del momento del día, así durante el día se tiende a llevar pendientes largos pero discretos y por la noche más llamativos. En cuanto a la ropa escogida, cuanto más sencilla sea, más sofisticados y llamativos deberán ser los pendientes.

Algo que hay que cumplir sí o sí, es que si llevas pendientes largos, bajo ningún concepto tienes que llevar collares, ya que iríamos bastante recargadas y, probablemente, le restaríamos protagonismo a los pendientes.

En cuanto al tipo de ropa, lo más aconsejado es llevarlos con escotes o cuellos no demasiado altos, ya que si no probablemente se oculten y se enganchen.

Por último, si hablamos de la forma de la cara, se aconsejan sobre todo para rostros redondos y se desaconsejan totalmente para los rostros alargados y rectangulares.

Pendientes de perlas: 

Suelen ser una de las joyas por excelencia presente en cada joyero. Se pueden encontrar perlas tanto grandes como pequeñas, de distintos colores, solas o combinadas. Los pendientes también pueden ser largos o cortos; en definitiva, puedes darle mil vueltas a la imaginación que seguro que todos los que se te puedan ocurrir existirán.

Se caracterizan por aportar luminosidad al rostro y por su gran versatilidad, ya que por ejemplo unas perlas clásicas te las puedes poner en cualquier ocasión, ya sea en tu día a día o para el evento más importante del mundo.

Es el típico pendiente que favorece a todos los rostros, sobre todo en su versión más típica: una única perla. Aunque dependiendo de la forma que adopten serán más adecuados, por ejemplo los largos para mujeres con la cara redonda y los grandes y anchos para las más alargadas.



Pendientes de botón:


Se aconsejan sobre todo si llevamos grandes collares o gargantillas, ya que éstos o las perlas pequeñas son lo más apropiado, así no le quitas protagonismo al otro complemento.

Dependiendo de los detalles que tengan y los materiales de los que estén hechos, pueden ser aconsejados más para el día a día o para determinados eventos. Por ejemplo, para todos los días se suelen utilizar los que sean sencillos de plata u oro, mientras que en otras circunstancias, se suelen aconsejar aquellos que tenga algún tipo de detalle, bien sea un diamante o alguna otra piedra preciosa.

En cuanto a la forma de la cara, se aconsejan sobre todo para las que tengáis un rostro alargado.






Pendientes de aro: 

Se caracterizan por ser joyas que encajan con todos los tipos de rostros, excepto con los más redonditos. Si hablamos de los de plata, se trata de pendientes básicos, que no pueden faltar en ningún joyero, ya se pueden combinar en cualquier ocasión, bien sea en tu día a día o en ocasiones especiales. En el caso de los aros con piedras, suelen asociarse a peinados y looks más formales.

Respecto al tamaños, los aros grandes suelen utilizarse para todos los días y los pequeños cuando llevemos un vestido muy sofisticado y que llame la atención.

El cabello es otro de los alicientes a la hora de elegir el color de los aros, combinan mejor los aros dorados con pelos morenos y pelirrojos y los plateados con cabellos rubios. Lo mismo ocurre con el tono de piel, el oro para las más morenitas y la plata para las personas más blancas, aunque esto no es algo de gran trascendencia, ya que casi siempre suelen quedar bien independientemente de estos factores.


Recordad que lo más importante para que unos pendientes logren estilizar el rostro, es que no tengan la misma forma que la cara, esta es la única forma de lograr equilibrio. Los rostros que más fácil lo tienen son los ovalados y los hexagonales, ya que les favorece cualquier tipo de pendiente. Aunque por aconsejar que no falte, en el primer caso tratad de descartar los pendientes de botón y lo aros y, en el segundo caso, tratad de potenciar los aros y, cuanto más grandes, mejor.

Algo que no debemos olvidar es también la altura y la longitud del cuello, ya que cuanto más alta seas y más largo tengas el cuello, más te favorecerán los pendientes largos y grandes; en cambio, si eres bajita o tienes el cuello relativamente pequeño, lo tuyo serán los pendientes de botón o aros pequeños.

Si estabas a punto de comprarte unos pendientes nuevos y dudabas entre distintas formas, probablemente se hayan aclarado algo tus dudas. Visítanos en Ambrosio Pérez y te asesoraremos sin compromiso.

viernes, 13 de febrero de 2015

Clásicos: joyas que no pasan de moda

Hay ciertas piezas que son imprescindibles. Aunque seas un amante de las tendencias, no debes perder de vista los clásicos que nunca fallan en el mundo de la joyería. 

Habitualmente, las joyas suelen ser mucho más que un simple complemento. Aportan personalidad y casi siempre tienen algún significado o pertenecen a alguien especial. Se llevan desde hace siglos, hechas con materiales muy diversos y representativas de cada cultura, pero siempre han sido un símbolo de distinción, sofisticación, exclusividad y prestigio.


Desde Ambrosio Pérez, tu joyería en Valladolid, queremos hacer un repaso por ese tipo de joyas, que aunque los años pasen por ellas, siguen siendo tan actuales como el primer día. Toma nota, de qué no debe de faltar en tu “fondo de joyero”.


Pendientes:





















Los pendientes de perlas. Te los puedes poner tanto todos los días como en ocasiones especiales, suelen favorecer a todo el mundo y además, combinan con todo. Se caracterizan por aportar bastante luminosidad al rostro.

Los pendientes de aro. Los hay de distintos tamaños, grosores y materiales, de tal forma que siempre va a haber uno que se adapte a tus gustos. Puedes encontrarlos con acabados formales o informales y son fáciles de combinar.

Por último, los pendientes tipo “botón”. Imprescindibles si te gusta llevar algún detalle sin que llame la atención. Además son ideales si la ropa que llevas o los demás complementos son bastante llamativos. Al igual que los anteriores, los puedes encontrar de distintos materiales y colores.



Anillos:




Los anillos sencillos, finos, lisos o con algún detalle pequeño. En prácticamente los dedos de todas las mujeres a quienes les guste llevar este tipo de complemento, hay uno de estos. Bien sea heredado o un regalo. Además, siempre suelen tener bastante significado.

Los sellos. Se llevaron mucho durante bastante tiempo, pero todavía sigue habiendo seguidores muy fieles que nunca se los quitan de sus manos.

Los anillos con piedras grandes o solitarios. No son para todos los días, pero en determinadas festividades, tales como bodas, galas de noche y demás eventos, muchas son las mujeres que optan por ellos.



Collares:



Los collares de perlas. Bien sean solos o acompañados por algún detalle con alguna piedra preciosa u otro material. Se pueden llevar pequeños y ajustados al cuello o grandes dándoles varias vueltas o incluso dejarlos caer.

Las cadenas sencillas con algún colgante pequeño. Es algo que siempre se suele llevar puesto y que no te quitas para nada, a no ser que vayas a dar paso a otro collar grande. En muchas ocasiones se llevan incluso varias cadenas juntas.


Pulseras:  





















Las pulseras de perlas. Al igual que ocurre con los pendientes y los collares, las perlas casi siempre están presentes en los joyeros de cada mujer. Hay pulseras con perlas diminutas e incluso enormes, dependiendo del momento en que te la vayas a poner. Pueden ir solas o acompañando a una pulsera de plata, oro, etc. También se suelen combinar con otras piedras preciosas.

Las esclavas. Siempre ha existido la tradición de regalárselas a un bebé recién nacido, a un niño por el bautizo, por la comunión, o también en las parejas grabando el nombre de la otra persona.

Al igual que en los collares, las pulseras de plata u oro finas con algún detalle, bien sea alguna palabra, un símbolo, una piedra preciosa, una perla, etc. Muchas son las que mezclan varias pulseras y llevan la muñeca llena de ellas.

Los brazaletes grandes. Hay muchas ocasiones en las que con unos pendientes pequeños y una pulsera de buen tamaño tienes el look perfecto sin necesitar ningún otro complemento.


¡Cuéntanos cuáles son para ti tus clásicos y las joyas que nunca te quitas de encima!

viernes, 6 de febrero de 2015

Nueva colección Cartier: el estilo hecho Joya.

Descubre las novedades de la casa Cartier. El estilo y la sofisticación en estado puro.

Parece que las marcas comienzan a desvelar sus nuevas creaciones, una de las primeras ha sido Cartier. Te enseñamos algunas de sus piezas, pero si quieres ver el resto pásate por Ambrosio Pérez, tu joyería de confianza en Valladolid. 

Joyería:

Si  hay un símbolo que representa a la marca es la pantera. Este 2015 nos soprenden con este diseñoo de la colección Panthère. La pantera fue creada por Louis Cartier en 1914 y simboliza la Maison.

Collar Panthère de Cartier:



Collar de perlas en cuyo corazón se encuentra la pantera, hecha de platino con esmeraldas, ònix y diamantes. Este animal se caracteriza por aportar una gran sensualidad. 

Brazalete Panthère de Cartier Alta Joyería:



Brazalete de platino con diamantes, zafiros rosas y ònix. La pantera sostiene una Rubelita, piedra preciosa que representa la alegría y la confianza en el amor. Si eres una mujer a la que le gustan los colores vivos, esta joya es perfecta para ti.


Sortija Alta Joyería L'Odissée de Cartier-Parcours D'un Style:


Sortija de platino, ònix y diamantes con una preciosa esmeralda verde en el centro, que te aportará tranquilidad. Con esta sortija deslumbrarás allí a donde vayas.


Brazalete Love:

Brazalete de oro rosa que alterna los diamantes tradicionales con diamantes marrones. Es un brazalete sencillo que se vincula al amor. Perfecto para que lo luzcas en una ocasión especial con tu pareja.

Brazalete Agrafe:



Brazalete de oro rosa y diamantes, está inspirado en los broches de los corsés parisinos. Con este diseño no dejarás a nadie indiferente.

Relojería:

Además de joyas, también tenemos que dar protagonismo a los relojes, los cuales, si están bien elegidos nos pueden aportar incluso mayor elegancia y sensualidad que una pulsera, un colgante o una sortija. 

Para ella:

Reloj Ballon Bleu de Cartier:



Reloj de acero y diamantes, disponible en oro blanco y en oro rosa. Si buscas la sencillez y la seriedad, este es el reloj que estabas buscando.


Reloj Alta Joyería:


Reloj de cuarzo, oro blanco, zafiro violeta, amatistas y brillantes. Seguro que jamás pensaste en llevar un reloj sin que apenas se notara que lo fuera. Si lo que buscas es estar al tanto de todo y no eres mucho de relojes, este modelo es perfecto para ti, ya que parece una preciosa pulsera de zafiro violeta y brillantes.


Reloj Ballon Blanc de Cartier:


Reloj de oro blanco rodeado de diamantes. Si eres una mujer elegante, este reloj no puede faltar en tus reuniones más importantes.


No nos olvidamos de los hombres. Desde Ambrosio Pérez también os mostramos algunos de los relojes que no pueden faltaros este invierno:

Para él:

Reloj Calibre de Cartier Diver:




Reloj disponible en oro rosa y acero, sumergible hasta 300 metros. Ideal para hombres a quienes les gusten los relojes grandes y muy masculinos.


Reloj Tank MC:



Reloj de oro rosa, con cuyo diseño Cartier apuesta por una caja más grande de lo habitual. Es un reloj esqueletizado y estructurado sobre números romanos. Si buscas un reloj elegante, este es perfecto para ti.


Reloj Rotonde de Cartier:




Reloj de oro rosa. No se pierde ningún detalle: sus agujas representan el sol y la luna y en su esfera aparecen las distintas fases lunares, para que puedas estar al tanto de todo. Si eres una persona original y que busca la distinción, no lo dudes, es el tuyo.


Reloj Ballon Bleu de Cartier:




Reloj con esfera de oro rosa y que presenta un halcón en el centro. Este diseño cuida el más mínimo detalle, realzando perfectamente la figura de este animal que representa la fuerza de quien lo lleva. Perfecto para hombres atrevidos y que no se conforman con un reloj sencillo.

Esto es sólo una parte de la nueva colección de Cartier. Si quieres ver todos los modelos, visítanos y estaremos encantados de ayudarte a elegir.