viernes, 26 de diciembre de 2014

5 consejos para combinar tus joyas y estilismos estas fiestas

¿Tienes todo listo para el outfit de estas fiestas? ¿Qué joyas llevarás? Te contamos 5 trucos para triunfar en su elección

Es época de fiestas y celebraciones, en las que sacamos los mejores modelitos del armario. En Navidad buscamos looks algo más especiales, un poco fuera de la habitual, y en ocasiones no sabemos como combinar el vestuario con las joyas. Si este es tu caso, estos consejos te pueden venir bien:

A veces pensamos, que cuantas más joyas y más llamativas, mejor. Pero recordad que no tenemos que parecer un adorno de Navidad andante, seguramente ya habrá suficiente decoración en la sala.
Qué tipo de joyas llevar, depende de muchos factores: color de la piel, tipo de peinado, tipo de escote, color de la ropa, e incluso en ocasiones del tejido de esta. También hay que tener en cuenta el tipo de celebración, el lugar o el contexto en que se celebra. No es igual ir a un cocktail de empresa, a una fiesta benéfica o una cotillón de Nochevieja…

Desde Ambrosio Pérez os proponemos estos trucos y consejos para acertar en la elección de una joya según el look:

1. Si tu traje o vestido, está lleno de detalles, brillos y/o relieves, sobre todo en la parte del busto, no utilices joyas muy llamativas. Recuerda que la gente te quiere ver a ti, no a tu ropa o tus joyas. Prueba a ponerte unos pendientes de un tamaño medio o unas pulseras que vayan a juego con tu ropa,. Y sobre todo, evita los collares demasiado llamativos.

2. Si tu vestuario es básico o de tonos neutros, dale rienda suelta a tu imaginación, atrévete a utilizar joyas llenas de colores. Cuando elegimos looks sobrios es ideal darle un punto diferenciador a través un collar de colores llamativos, unos pendientes grandes o una serie de pulseras que convine con el resto de accesorio.

3. No te disfraces. Aunque sea un día de fiesta, se fiel a tu estilo personal. Lo importante es que estés cómoda con todo lo que llevas puesto. Si normalmente eres una persona sencilla, no tienes porque cambiarlo. Recuerda que lo sencillo es en ocasiones lo más elegante.

4. Utiliza joyas y vestidos que te favorezcan. En ocasiones elegimos estilos o piezas que no son las más adecuadas para nuestro tipo de cara, piel, edad … Descubre qué joyas te favorecen más.

5. Centra el interés en la parte o zona de tu cuerpo que quieras resaltar, teniendo en cuenta la ropa y complementos que llevas. Las joyas siempre son un foco de atención ¿Cómo? Muy fácil. Si por ejemplo es el rostro utiliza unos bonitos pendientes , así enfocarás toda la atención a tu cara.

¿Te quedan dudas? ¿Qué otras cosas sueles tener en cuenta para elegir una joya?


viernes, 19 de diciembre de 2014

5 motivos para regalar una joya



¿A quién no le gustan los regalos? ¿A quién no le gusta una joya? Si estos motivos no te parecen suficientes, te damos 5 razones para regalar joyas.

Llega la Navidad, y el momento de tener que elegir regalos para amigos y familiares. Normalmente si conocemos bien a la persona, y dominamos un poco sus gustos, la búsqueda del regalo perfecto no debería ser muy difícil. Pero muchas veces es mejor ir a lo seguro, así que si no te la quieres jugar, y quieres acertar con esa persona especial, regalar una buena joya.

Muchos son los motivos para regalar una joya, y de hecho, las joyas llevan presentes en  nuestra culturas y el resto, miles de años. Pero, ¿cuáles son los verdaderos motivos por los que una joya es el regalo perfecto? Sabemos que son muchos, pero vamos a intentar resumirlos en 5:

1. Es un regalo que dura toda la vida.Esto puede sonar a tópico, pero es verdad. Una buena joya dura toda la vida. Durante años estarás presente en el corazón de esa persona. Este tipo de regalos, son los que se guardan con más cariño y cuidado. Cuando te regalar una joya, deseas que esté siempre junto a ti.

2. Las joyas no pasan de moda.Son atemporales. Regalar una buena joya, puede significar el comienzo de una tradición, de algo que pasará de madres a hijas, o padres a hijos durante generaciones. Hay joyas que han pasado por dinastías, guerras y siglos y siguen siendo tan actuales como el día que se hicieron. Además raras veces, una joya se devalúa.

3. Más que una joya, estás regalando emociones. Si te pones a pensar ahora mismo, seguramente recuerdes quien te regalo cada una de tus joyas, cuándo y por qué. Esto significa, que las joyas son más que el propio objeto. Significan amor, cariño, fidelidad, amistad, familia, confianza, agradecimiento y tradición. Cuando regalas una joya, automáticamente estás regalando un recuerdo, un vínculo con esas persona; en definitiva una emoción.

4.  Da igual la edad de la persona a la que se la vayas a regalar. Una buena joya gusta y es apreciada siempre. Es un regalo seguro. Lo único que tienes que hacer es prestar un poco de atención al estilo de esa persona. Si no estás seguro de si le gustan las joyas clásicas o de un estilo más moderno, no vayas a los extremos. Busca un estilo neutro que pueda encajar en ambos casos.

5. Cada joya es única. Dependiendo de a quien se la regales puede significar una cosa u otra. Cada joya tendrá un significado único. Las joyas marcan algunos de los momentos más importantes de una vida, por lo que adquieren un valor único. No sólo económico sino también sentimental. Además, como los buenos perfumes, las joyas sientan diferente según quien las lleve. Por lo que nunca hay dos joyas iguales.

Ven a Ambrosio Pérez, te asesoraremos y ayudaremos para que encuentres el regalo perfecto.







viernes, 12 de diciembre de 2014

4 usos diferentes de las joyas según 4 diferentes culturas




¿Crees que en todas las culturas las joyas tienen el mismo valor? ¿Y el mismo significado? Descubre cómo cada cultura entiende las joyas.
En la cultura occidental el mundo de la joyería está en constante cambio. Utilizamos las joyas de muy diversos materiales, de cientos de formas y por muy distintos motivos. Hasta las casas más tradicionales siguen las tendencias y diseños que marca la moda. El mercado se transforma en cada colección y nos encanta tener una gran diversidad de materiales, formas y complementos en nuestro joyero. Pero esto, no pasa en todas las culturas o países.

Las joyas tienen origen tribal, nacieron como un símbolo de diferenciación y de ofrenda. Nuestros antepasados ya daban valor a los complementos decorativos y los materiales preciosos. No obstante cada cultura, cada zona e incluso, cada región ha utilizado las joyas de forma diferente. El mundo de la joyería se adaptada a las costumbres, tradiciones y materias de cada país. De hecho, en muchos casos, sigue fiel a los adornos que mujeres y hombres lucían hace siglos como símbolo de pertenencia a un grupo o clase social.

En Ambrosio Pérez hemos investigado sobre estas peculiaridades. ¿Te gustaría saber cómo se entiende  la joyería según el lugar geográfico?


  • China: Desde tiempos antiguos las mujeres chinas adornaban su cuerpo y sus cabellos con piezas de un material llamado jade, valorado como piedra preciosa y según su cultura portador de poderes espirituales. Los motivos de las joyas se centraban en dragones, fénix y todo tipo de animales. Colgaban broches en las capas y eran muy populares los pendientes de jade. Los adornos del cabello, eran los protagonistas en las mujeres que lucían magníficos broches, horquillas, pinzas y pasadores adornando unos impresionantes recogidos , y que realizados en oro, marfil, plata, perlas o jade en el caso de los más adinerados, o de madera tallada en el caso de las menos afortunadas, denotaban la posición social de quien los llevara. Cuantos más y de mejores materiales, mejor era su posición.
  • Indígenas de África y Sudamérica:  Las diferentes tribus de África y Sudamérica son conocidas por la manera que tienen de realzar su cuerpo, adornarlo y decorarlo, siendo esto en muchos casos requisito obligatorio dentro de su cultura como iniciación o paso de la niñez a la vida adulta, o como símbolo de distinción entre las diferentes posiciones que adquieren los miembros del grupo. En muchos de los casos, estas iniciaciones se llevan a cabo mediante dilataciones o perforaciones del cuerpo, es decir, lo que nosotros hoy en día consideramos tan moderno como los piercings o las dilataciones, lleva siendo realizado en las tribus indígenas durante siglos.Son muy comunes también los tatuajes o dibujos en la piel, símbolo de estatus, o posición social dentro de la tribu, que junto el resto de adornos, ayudan a los miembros de la tribu a sentirse pertenecientes al grupo, son símbolo de unión. Los materiales utilizados para realizar los adornos, son diferentes en cada tribu y en cada zona del mundo, y abarcan desde oro y jade, a huesos y piedras.
  • India: Debido a la increíble riqueza del país en cuanto a materiales y piedras preciosas, las joyas indias son verdaderas obras de arte. Está formadas por todo tipo de piedras desde rubíes a esmeraldas, y en ocasiones el oro ejerce solo de soporte para estas magníficas piedras. Debido a su cultura, en India las joyas suelen tener motivos propios de las religiones hinduista y budista, animales y plantas sagradas que se convierten en talismanes de quienes la poseen.

Por ello a la hora de comprar joyas, es importante tener en cuenta las diferencias culturales. Todo aquello a lo que damos valor, como son las joyas, nos diferencia de alguna manera, nos hace sentir bien y nos identifica.

¿Conoces algún otro uso de las joyas según la cultura? 

viernes, 5 de diciembre de 2014

Consejos para elegir la joya apropiada

Si vas a hacer un regalo o estás pensado en comprarte algo especial, echa un vistazo a estos tips que te servirán para encontrar la joya perfecta para cada persona.

A la hora de elegir una joya, hay mujeres que se sienten más identificadas con las perlas, otras con las gemas y piedras de colores o incluso con los diamantes.
Pero lo que muchas de ellas seguramente no sepan, es que dependiendo de la longitud de los collares y pendientes, el grosor de las pulseras, o el tipo de joya que llevamos con determinados vestuarios, podemos potenciar y resaltar unas u otras partes de nuestro cuerpo.

Como especialista en joyas, en Ambrosio Pérez, la experiencia nos dice que en ocasiones la compra de una joya debe ser meditada sobre algunos factores tanto físicos como estéticos. Siguiendo ciertos patrones podréis sacarle mucho más partido a vuestro joyero. No obstante, hay veces que algo simplemente gusta y te hace sentir bien, recordad que esto son sólo consejos. Lo importante es que os sintáis cómodas con lo que lleváis puesto, sea lo que sea.

Manos:

Las  manos largas y de dedos finos, pueden llevar cualquier tipo de anillo, desde finos a anchos, con o sin piedras. Para alargar nuestros dedos los anillos finos son una buena opción, igual que aquellos con piedras ovaladas.

Altura:

La altura es un factor muy importante a la hora de elegir joyas, sobre todo si eres bajita. En este caso los collares largos, ayudarán a alargar tu torso y dará la impresión de que eres más alta. Las mujeres de estatura media y altas, pueden llevar casi cualquier tipo de joya, dependiendo de lo que quieran resaltar, y pensando siempre que los collares largos nos hacen más altas, y las gargantillas van a acortar nuestro torso.


Dependiendo de la forma de la cara:

Ovalada: Las mujeres de rostro ovalado, pueden optar por llevar casi cualquier tipo de pendiente o colgante, excepto pendientes largos, lo que provocaría que su rostro se viera más alargado. Aquí entra en juego que es lo que queremos potenciar: si tienes un cuello largo y esbelto, puedes optar por las gargantillas y si prefieres alargar el torso, un collar largo es  lo que necesitas.

Rectangular: las mujeres con cara rectangular son aquellas cuya frente y barbilla tienen casi la misma anchura. En este caso se debe optar por pendientes de largura media y formas suaves que contrasten con las formas angulares de sus rostros, que normalmente tienen facciones muy marcadas en los pómulos y la barbilla. Lo más favorecedor son las gargantillas, que al igual que los pendientes suavizarán las facciones del rostro. También podemos optar por colgantes de carias longitudes, ya que lo que pretendemos es acortar el rostro y suavizar así su expresión.

Corazón: este tipo de rostros se corresponde con mujeres cuyo rostro es ancho de frente a pómulos pero que se reduce drásticamente en la barbilla. Al igual que en las caras rectangulares, debemos intentar encontrar joyas con formas contrarias a nuestras facciones, en este caso los pendientes largos y con forma de triángulo , o aros ovalados serán apuestas seguras. El tipo de colgante coincide con el de los rostros rectangulares, las gargantillas son lo mejor para este tipo de rostros.

Redonda: lo que buscan las mujeres con caras muy redondas es alargar su rostro y marcar sus facciones, para estos son muy favorecedores los colgantes largos y los pendientes con formas angulares o largos, que aportaran longitud al rostro y la ilusión de unas facciones más marcadas.

¿Tienes algún otro truquillo para escoger tus joyas?