martes, 25 de febrero de 2014

Grace y el príncipe Rainiero, una historia de amor con Cartier de fondo.





Invitada de honor en el festival de Cannes de 1955, Grace Kelly no se puede imaginar que su vida va a cambiar por completo: mientras se encuentra en una sesión fotográfica en el Palacio de Mónaco, durante el rodaje de la película To Catch a Thief, conoce al prícipe Rainiero III.
El príncipe queda completamente prendado de la hermosa actriz, y entre los dos surge una bonita historia de amor. Tras el regreso de Grace Kelly a Estados Unidos, a grabar The Swan, pero los enamorados siguieron en contacto por carta.
En 1956 se comprometen y deciden dar una fiesta en Filadelfia, en enero de 1956, en la que la joven actriz luce en el dedo un diamante que no volverá a quitarse hasta su trágica muerte.
Para celebrar su compromiso, el príncipe Rainiero III de Mónaco regala a su futura esposa una sortija adornada con un diamante y rubíes realizado por los maestros joyeros de Cartier.
Sin embargo, al ver el príncipe que en Hollywood se usaban anillos aún más espectaculares, encargó un anillo aún más vistoso. El segundo anillo está presidido por un diamante de corte esmeralda de 10,5 quilates.
Para realzar la originalidad de la sortija, los artesanos joyeros, también de la casa Cartier, idean una montura en platino sobre la que añaden dos diamantes talla baguette que adornan los dos lados de la gran piedra central.
El anillo le gustó tanto a la, entonces, futura reina de Mónaco, que no dudó en lucirlo en su última película Alta Sociedad, de Charles Walters. En la película podemos ver a Grace Kelly, Tracy Samantha Lord en la película, estirándose en su cama mientras se divierte frotando su sortija con la esquina de la sábana de seda para sacarle brillo.
Ven a Ambrosio Pérez y conoce nuestra selección de Cartier que, seguro, te encantará.

lunes, 17 de febrero de 2014

Relojería suiza, tradición y vanguardia en tu muñeca.


La industria relojera suiza es valorada por todo el mundo. Actualmente Suiza realiza el 50% de los relojes que hay en circulación. Estas pequeñas piezas de ingeniería son deseadas por todos los rincones del mundo y no es para menos, los relojeros célebres pueden trabajar hasta 2.000 horas en cada pieza de arte que confeccionan.

Desde 1875, Audemars Piguet son pioneros en alta relojería diseño y uso de metales y piedras preciosas.

Un reloj suizo de lujo contiene más de trescientas piezas, que son ensambladas con firmeza, reflexión y precisión, dando como resultado mecanismos complejos milimétricamente ajustados y valorados por el trabajo que empeña. La producción relojera es un reflejo de la sociedad suiza, con unos valores muy marcados y difícilmente movibles: la exactitud y la puntualidad son valores que los suizos comparten con sus relojes.

Los relojeros suizos actúan en dimensiones globales pensando en valores regionales. Para los suizos su tradición y cultura son valores que miman con celo, valorando el esfuerzo y el trabajo bien hecho por encima de todo. Antiguamente, los relojeros campesinos producían sus relojes en invierno, cuando las tareas del campo no necesitaban tanto tiempo de cuidado.

Con el modelo conquistador Cortez de Frank Muller, el sentido del tiempo adquiere una nueva dimensión estética y técnica, consiguiendo la perfección relojera más actual.

La calidad del producto es la clave para el éxito de la exportación de estas pequeñas obras de arte. La gente reconoce el empeño y el cuidado que se invierte en la precisión y en el trabajo efectuado en Suiza y es por eso que en Ambrosio Pérez tenemos una selección de relojes suizos de las mejores marcas que harán disfrutar a los mejores coleccionistas relojeros, con marcas como Hublot, Patek Philippe, Baume &Mercier, Audemars Piguet, Frank Muller o Technomarine. ¡Acércate a conocerlos!

Baume & Mercier es una casa relojera desde 1830 que ofrece una colección cargada de originalidad y una precisión envidiable.

viernes, 14 de febrero de 2014

Díselo con una joya.

Llega San Valentín, esa fecha en la que las parejas están más retozonas, en el que las discusiones y el día a día se dejan de lado para pasar todo el día con tu pareja. Hoy os vamos a explicar la procedencia del porqué de San Valentín.

La colección Parentesi es una reinterpretación de uno de los diseños de más fama en la casa Bvlgary, inspirado originalmente en las calles romanas, el anillo Parentesi  es una pieza versátil y alegre.









San Valentín era un sacerdote cristiano en el siglo III que ejercía en Roma, durante mandato del emperador Claudio II. En esa época el emperador decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque, en su opinión, los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró el decreto injusto y desafió al emperador celebrando en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se ha popularizado que San Valentín sea el patrón de los enamorados).

El emperador Claudio se enteró e intentó entender la postura que san Valentín defendía pero, al no llegar a un punto común, Claudio ordenó martirizarle y ejecutarle el 14 de febrero del año 270 (Así se las gastaban en Roma).

 Por ello, cada 14 de febrero de cada año, honramos la memoria de este Santo que hizo tanto porque las parejas no renunciaran a su amor.


El reloj Big Bang de Hublot es una trabajada pieza de ingeniería suiza, creada con esmero y dedicación. Este reloj único está armado en fibra de carbono y una esfera de cristal de zafiro con efecto antireflectante.

Y qué mejor manera de demostrarle tu amor a alguien especial que regalándole un artículo de joyería de nuestra colección, como por ejemplo este anillo “Parentesi” de Bvlgari, para ella, o este reloj “Big Bang”, de la casa suiza Hublot.

viernes, 7 de febrero de 2014

Selección de Cartier para San Valentín


A una semana de San Valentín, todavía estás a tiempo de dar con EL REGALO que cumpla con todas tus necesidades, ya sea para él o para ella Cartier te ofrece una selección de los mejores regalos para esta fecha tan especial.
Brazaletes, colgantes o relojes para ella y relojes carteras y gemelos para él.