martes, 5 de febrero de 2013

Cuando el tiempo se arma de precisión



El calibre 1904 MC: nuevo florón de la relojería Cartier.

El calibre 1904 MC es el resultado de un intenso y ambicioso proceso de investigación desarrollado por Cartier desde hace varios años en el ámbito de los mecanismos relojeros. Esta voluntad de la Maison de desarrollar sus propios movimientos, sencillos y con complicaciones, demuestra lo importante que es para Cartier seguir la gran tradición de las manufacturas relojeras suizas.

Precisión, solidez y fiabilidad son los conceptos que han presidido el desarrollo del primer movimiento mecánico de cuerda automática 100% Cartier. El calibre 1904 MC ha fusionado con gran éxito la estética y la técnica, respondiendo a la máxima exigencia de las creaciones de la Maison.

Este nuevo calibre de 11 1/2 líneas ha sido diseñado para garantizar una perfecta estabilidad cronométrica, sea cual sea el nivel de tensado del reloj, independientemente de si se ha llevado durante una hora o durante todo un día. .

Homenaje a una fecha fundadora de la relojería Cartier.

Bautizado 1904 MC como homenaje a una fecha fundadora de la historia relojera Cartier, el primer movimiento automático 100% Maison perpetúa la vitalidad de una tradición relojera que siempre se ha guiado por el deseo de ir más allá. Una conquista del tiempo que cobra todo su sentido en 1904, cuando Louis Cartier crea para su amigo aviador Alberto Santos-Dumont, uno de los primeros

relojers de pulsera modernos, el cual le permitía leer la hora en pleno vuelo sin necesidad de retirar las manos de los mandos del avión. Un logoro, nacido de la pasión, del gusto por la aventura y del espíritu pionero que propulsó a la relojería a la era moderna. Un siglo después, el movimiento 1904 MC firma una nueva página relojera de la Maison Cartier.



El calibre 1904 MC está dotado de un sistema de reglaje fino, para ajustar a la perfección la cronometría del movimiento. Esta operación, esencial para garantizar la precisión de la marcha es realizada por los maestros relojeros de Cartier ajustando minuciosamente la flecha de raqueta en forma de C.

Un sistema de cuerda innovador

El sistema de cuerda de los movimientos automáticos se ve sometido constantemente a fuertes tensiones que pueden alterar su buen funcionamiento. Para remediar este incoveniente, el calibre 1904 MC está equipado con un sistema de cojinete de bolas de cerámica, situado en el centro del rotor, que garantiza una durabilidad extrema y un excelente  mantenimiento en caso de choques.

Cartier también ha dejado a un lado los tradicionales inversores presentes en los mecanismos de cuerda automática, optando por un sistema de trinquete más innovador que permite optimizar el confort del proceso de dar cuerda al reloj, que se hace a una mayor velocidad.







Por último, al llevar puesto el reloj, la masa oscilante da cuerda al movimiento de forma automática, independientemente de su sentido de rotación, gracias a un sistema de cuerda bi-direccional.

El reloj CALIBRE DE CARTIER está disponible en tres versiones: oro rosa, oro rosa y acero y todo acero. Dotada de una esfera negra, blanca o color chocolate, esta nueva creación relojera se inscribe con fuerza en el siglo XXI. Un himno masculino que resuena al ritmo del primer movimiento automático 100% Cartier.




¡Hablemos!



Ya estamos en redes sociales!

Y es que nuestra tradición no está reñida con las últimas innovaciones. Más aún, si se trata de innovación en la comunicación es algo a lo que nos apuntamos sin duda y es que queremos llegar a vosotros y escucharos para lo que abrimos esta nueva forma de conversación.

Además de este blog en el que os iremos hablando de nuestras noticias y novedades, hemos creado una página de Facebook, en la que compartiremos diariamente información y donde queremos establecer un espacio para compartir.